Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en rueda de prensa / EUROPA PRESS

Esquerra mantiene su liderazgo frente a JxCat, pero pierde fuelle

El CIS deja a los republicanos por delante del partido de Puigdemont en unas elecciones generales aunque con un ligero descenso

3 min

La lucha en el campo independentista se mantiene justo en el momento en el que intensifican las negociaciones para formar el Govern. En el nuevo barómetro del CIS, Esquerra aparece por delante de Junts per Catalunya en unas elecciones generales, con el 3,2% del voto. Sin embargo, los republicanos perderían tres décimas respecto al estudio anterior, mientras que el partido de Carles Puigdemont alcanzaría el 1,5%, dos décimas más que en la pasada encuesta.

ERC gana aún esta batalla, aunque no consigue imponer su relato en Cataluña. El que pasa por ampliar la base independentista. En las negociaciones arrancadas con JxCat, los postconvergentes han impuesto el nombramiento de Laura Borràs, al frente del Parlament y buscan cómo influir en la formación del nuevo Ejecutivo.

El peso de la CUP

El CIS ofrece los datos del resto de partidos independentistas, en un barómetro en el que sitúa al PSOE por delante del PP y con una caída de Podemos. Los socialistas subirían seis décimas, hasta el 31,3%; frente al PP, con el 17,9%, que bajaría un 0,9%. Podemos se quedaría con el 9,6%, el 1,6% menos, y Ciudadanos subiría ligeramente, dos décimas, hasta el 9,5%. Cabe tener en cuenta que el sondeo en el que se basan los resultados se realizaron antes de la convocatoria electoral en Madrid. 

Laura Borràs, presidenta del Parlament, durante su entrevista en TV3
Laura Borràs, presidenta del Parlament, durante su entrevista en TV3

Pero en la lucha por la hegemonía en el terreno independentista, tras ERC y JxCat, aparece la CUP con el 0,8%. Respecto a los partidos nacionalistas vascos, el PNV llegaría hasta el 1,7%, por delante de Bildu, que se quedaría con el 1%.

La CUP se ha convertido, de nuevo, en el gran árbitro de la política catalana y todo dependerá de los anticapitalistas para la formación del nuevo Govern. El Ejecutivo que presidirá el republicano Pere Aragonès siempre que en las próximas semanas --la fecha de la investidura se ha fijado en el 26 de marzo-- haya acuerdo entre ERC y JxCat.