Menú Buscar
Concentración independentista en Barcelona / EFE

El 77% de los españoles ve 'mala o muy mala' la situación política

Más de la mitad de ciudadanos creen que el escenario ha empeorado respecto un año atrás, según el CIS

3 min

El 77% de los españoles perciben como 'mala o muy mala' la situación política en España. Más de la mitad de ciudadanos (53%), además, creen que el escenario ha empeorado respecto a un año atrás, según la última encuesta del CIS.

La cata demoscópica del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de octubre revela también que la percepción de la situación política es mucho peor que la del estado de la economía del país.

Según el barómetro, el 42% de los encuestados creen que la economía marcha de forma 'regular', mientras que un 45,9% la califican de 'mala o muy mala'. Sólo un 7,4% de los ciudadanos leen de forma positiva la marcha económica de España.

La política, mucho peor

Por contra, la situación política se percibe de forma mucho más negativa.

Solamente el 2,6% de personas que han respondido a la encuesta --cuyo trabajo de campo se realizó los primeros días de octubre, tras el referéndum ilegal en Cataluña-- valoran como 'positivo' el escenario de la cosa pública.

Un 19,7% de los encuestados, por su parte, creen que el debate y gestión públicas marchan de forma 'regular'. El grueso de los ciudadanos, hasta un 77,9%, admiten que la política va 'mal' o 'muy mal' en España.

Pesimistas con el futuro

Porcentajes similares se repiten cuando los encuestadores del CIS preguntan sobre el futuro. En el terreno económico, el 21% de ciudadanos creen que la economía nacional mejorará, mientras que un 38,6% estiman que seguirá igual. Otro 21% prevén que empeore.

Los datos respecto al escenario político son peores. Sólo el 15,8% de los españoles creen que mejorará en el futuro. Otro 32,4% consideran que seguirá igual, mientras que un 29%, casi uno de cada tres encuestados, valoran que la política irá a peor.

Uno de cada cinco discute de política

Una novedad del barómetro de octubre del CIS es que desvela cuántos españoles discuten de política con su familia, amigos o compañeros de trabajo. Un porcentaje similar (23,2%) lo hace de forma habitual con sus allegados y grupo de conocidos.

Sólo uno de cada diez (12,2%) debate con las personas con las que comparte lugar de empleo.

Quizá por esa efervescencia política, baja ligeramente el nivel de satisfacción general de la ciudadanía. En una escala del 1 al 10, los españoles que puntúan su 'felicidad o satisfacción' con su vida a partir del ocho suman un 61,1%, un descenso de 3,4% respecto al barómetro de septiembre.