Menú Buscar
Javier Faus, presidente del Círculo de Economía, junto al presidente Quim Torra y otros miembros del lobby empresarial en el Palau de la Generalitat / Jordi Bedmar

El Círculo de Economía pide que la única prioridad sea atajar la violencia

El lobby empresarial señala que no hay nada que negociar en estos momentos y que la única prioridad es “desterrar los actos violentos”

21.10.2019 09:56 h.
4 min

El Círculo de Economía ha querido reaccionar tras los actos violentos en Barcelona y en otras localidades catalanas. El objetivo, la única prioridad, para el lobby empresarial que preside Javier Faus, debe ser el de “desterrar los actos violentos” en todas las localidades catalanas. El Círculo condena "de forma rotunda la violencia vivida en las calles de Barcelona y en el conjunto de Cataluña. Y lo hace sin ambigüedades y sin gradaciones.  

Las diferentes entidades, del ámbito económico y social, han reaccionado en las últimas horas para elaborar un diagnóstico común. Lo ha hecho Foment del Treball, con un documento para reactivar la economía, con Pimec y los sindicatos UGT y CCOO.

Condena de la violencia

También el Círculo de Economía se unió este sábado, junto con Foment, sindicatos y entidades sociales, a una reunión impulsada por el presidente del Parlament, Roger Torrent, y a la que acudió la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El objetivo es bajar la tensión y elaborar un equipo de trabajo para erradicar todas las violencias.

El Círculo, sin embargo, se ha centrado este lunes, a través de un comunicado, en la condena de la violencia que se ha reflejado en las calles de Barcelona y de otras ciudades como Tarragona.

Javier Faus, el nuevo presidente del Círculo de Economía / CdE
Javier Faus, el nuevo presidente del Círculo de Economía / CdE

No puede haber otra prioridad

Lo que pide el lobby empresarial es que todas las instituciones, Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona, Parlament y todos los partidos dejen de lado sus intereses legítimos. Es hora de trabajar "de forma coordinada con un objetivo: desterrar los actos violentos de nuestros pueblos y ciudades. No centrarse en esto sería una grave irresponsabilidad, impropia de una democracia liberal europea”.

Hay otras cuestiones, otras medidas para buscar una solución al conflicto político. El Círculo, fiel a su trayectoria, no esconde ese debate. Pero no considera que se deba reflejar en estos momentos: “Llegará el momento de pedir responsabilidades a unos y a otros, de formular y defender propuestas para solucionar un problema que tiene una raíz política indiscutible”.

El problema no es "ni unas elecciones o un gobierno"

El Círculo recuerda que ha ofrecido distintas propuestas en el ámbito político y económico, relacionadas con el encaje de Catalunya en España, pero insiste en que no es el momento, con una alusión a posibles negociaciones o encuentros bilaterales: “Ahora sólo toca atajar la violencia. Sin matices. Nos estamos jugando el futuro de una generación y desde la violencia es imposible que crezca nada ni que nadie se pueda sentar en ninguna mesa de negociación”.

El Círculo sentencia que “no es el problema ni de unas elecciones o un gobierno”.