Menú Buscar
Teresa Garcia-Milà y Emilio Ontiveros, en el Círculo de Economía / CG

El Círculo de Economía debate ya sobre un nuevo modelo de financiación

Garcia-Milà y Ontiveros reclaman un modelo que aporte más “responsabilidad fiscal” a las comunidades y que se descarten las “tentaciones involucionistas”, con el modelo de Madrid de fondo

6 min

¿Es precipitado, o es el síntoma de que se abre alguna ventana de oportunidad? El Círculo de Economía ha decidido abrir un debate sobre la financiación autonómica, con el objeto de perfilar un nuevo modelo. Lo ha hecho para poner sobre la mesa dos cuestiones, que ya se recogían en sus últimas notas de opinión: una mayor corresponsabilización fiscal, por parte de las comunidades, evitando las “tentaciones involucionistas”, a riesgo de no afrontar de forma clara el reto que supone el movimiento independentista, más allá de la financiación de las autonomías.

Esa última expresión la ha pronunciado el catedrático de Economía y fundador de Analistas Financieros, Emilio Ontiveros, que ha debatido con la economista Teresa Garcia-Milà, profesora en la UPF y directora de la Barcelona Graduate School of Economics, en un acto organizado por la Asociación de Periodistas Europeos y la Fundación Diario Madrid en el Círculo de Economía.

Compartir bases imponibles de impuestos

El propósito es claro, aunque no se desea confundir al personal. “Es evidente que no es sólo un tema de financiación, y eso mismo lo admitió ya en 2013 el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, y que hay otros factores, de carácter identitario, que complican la actual situación”, ha señalado Ontiveros. Pero por parte de los expertos y del Círculo de Economía no quedará. Y se abre el campo de la financiación autonómica. El propio Ontiveros ha mostrado la paradoja y su satisfacción: "Hablar ahora de financiación puede indicar que hay un cambio en la situación, no lo sé, pero yo lo saludo si es así, y por eso participo en este debate". 

Teresa Garcia-Milà y Emilio Ontiveros, en el Círculo de Economía / CG
Teresa Garcia-Milà y Emilio Ontiveros, en el Círculo de Economía / CG

¿Cuál es el problema en el campo de la financiación? Garcia-Milà considera que ha llegado el momento, y esa fue la propuesta del Círculo de Economía plasmada en una nota en 2018, de que las comunidades y la administración central “compartan las bases imponibles de los grandes impuestos”. Es decir, que sobre el IRPF, o el IVA, o los impuestos especiales, puedan acceder a esas bases imponibles tanto la administración del Estado como las comunidades autónomas. “Se trata de que esos impuestos se los hagan más propios los gobiernos autonómicos”, y que, a través de consorcios tributarios, se pudiera gestionar de una forma “más eficaz”.

El modelo de Madrid

Garcia-Milà ha señalado que en el Estatut de 2006 se recogía el Consorcio Tributario, entre la Agencia Tributaria de Cataluña y la Agencia del Estado, y que también tienen una agencia propia Cantabria, Andalucía y Baleares. “Esa propuesta no fue cuestionada en la sentencia sobre el Estatut”, ha recordado, y depende ahora de la voluntad política.

Con un auditorio muy sensible a la cuestión fiscal, Ontiveros ha entrado en la cuestión del “arbitraje fiscal”, contrario a que algunos territorios, como Madrid, puedan convertirse en una especie de “paraíso fiscal”, como uno de los asistentes clamó en voz alta. Pero el economista pidió que eso no pueda ocurrir en el conjunto de Europa, y que, de hecho, debería configurar una política conjunta, por parte de la UE, “frente a Estados Unidos y China”.

¿Qué hacer con el País Vasco?

Garcia-Milà señaló que sólo Madrid ha buscado “ir a la baja” en los impuestos, mientras que la mayoría de autonomías “han buscado pequeñas variaciones hacia arriba”. Ontiveros recogió el guante, con las consecuencias de esa política: “Se trata de gobiernos más ideologizados, en Madrid, con implicaciones, como listas de espera en sanidad más numerosas, por ejemplo”.

En estos debates siempre aparece la situación del País Vasco y Navarra. Los servicios públicos por habitante del País Vasco suponen el doble que en la media del resto de comunidades, y en Navarra son de un 80% superior. “El problema, sin embargo, no es el concierto económico, sino la aportación posterior al fondo de solidaridad”, señala Ontiveros.

El debate discurrió dentro del rigor académico, pero algunos de los asistentes, como el exconsejero de la Generalitat, Germà Gordò, cuestionaron que "no se fuera más allá", al entender que el independentismo pide ahora "otra cosa".