Menú Buscar
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Cifuentes y sus amigos

La presidenta de la Comunidad de Madrid salva a Albert Boadella de la 'limpieza' de directores artísticos de los festivales dependientes del Ejecutivo autonómico

Redacción
1 min

Una de las primeras decisiones de Cristina Cifuentes al llegar a la presidencia de la Comunidad de Madrid el verano pasado fue la de hacer 'limpieza' de algunos los directores artísticos de los festivales dependientes del Ejecutivo autonómico, la mayoría de ellos nombrados en la época de Esperanza Aguirre.

Cifuentes --a través de su director general de Promoción Cultural, Jaime de los Santos-- destituyó a la directora del festival Madrid en Danza, Ana Cabo --sustituida por la bailarina Aída Gómez--; al del Festival de Otoño, Ariel Goldenberg, y al del Summa Flamenca, Juan Verdú.

En cambio, Albert Boadella fue ratificado al frente de los Teatros del Canal, uno de los espacios de más prestigio en Madrid y cuya dirección artística está en manos del fundador de Els Joglars desde 2009. Boadella venía cobrando 90.000 euros más IVA anuales por esa labor, y este mismo mes de enero se ha alargado su contrato por seis meses más, hasta el 30 de junio.

El verano pasado, el dramaturgo aseguró que estaba “encantado” con la nueva presidenta autonómica y, aunque a sus 72 años reconoce que su etapa en los Teatros del Canal es “una cuenta atrás”, no descarta seguir vinculado de alguna forma a ese espacio escénico.