Menú Buscar
Cristina Cifuentes tras la rueda de prensa en la que ha anunciado su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid / EFE

Cifuentes dimite noqueada por los escándalos

Las imágenes de un presunto robo se añaden a la polémica del máster de la hasta ahora presidenta de la Comunidad de Madrid

3 min

Cristina Cifuentes ha dimitido este miércoles de su cargo como presidenta de la Comunidad de Madrid. Las imágenes del presunto robo de dos cremas antiedad en un Eroski de Vallecas difundidas este mismo miércoles se han añadido al escándalo sobre el máster de la Universidad Rey Juan Carlos

En una comparecencia poco antes de mediodía, Cifuentes ha anunciado que deja el cargo, una noticia que desde la noticia del supuesto hurto se daba por hecha. Ha sido tras reunir de urgencia a su equipo para tratar el tema. "Se han traspasado líneas rojas evidentes; se ha llevado más allá de la política", ha dicho.  

"Más allá de lo político, ha sido para rematar una campaña personal", ha asegurado. Y ha añadido: "Toda mi vida se ha puesto en tela de juicio, con un interés determinado, que no solamente es acabar con el adversario político sino también destruir a la persona". Durante la rueda de prensa, en la que no ha admitido preguntas de los periodistas, ha afirmado que hace años que está sometida a investigaciones y espionaje. 

"Evitar que la izquierda gobierne"

Cifuentes, visiblemente afectada, ha explicado las razones de su dimisión: "La alternativa es un gobierno de izquierdas que destruiría muchas de las cosas que se han hecho. Por esto yo he tomado esta decisión". Ha asegurado que ya hace días que había decidido dejar el cargo, aunque preveía hacerlo tras el 2 de mayo. 

Tras "aguantar 35 días de exposición permanente y linchamiento", ha decidido no llegar al pleno del 7 de mayo para debatir la moción de censura planteada por el PSOE. La presidenta del PP de Madrid ha hecho balance de la legislatura, que considera que ha tenido una gestión "buena" y ha asegurado que se va con la cabeza muy alta y "muy satisfecha" del trabajo hecho. 

Presión en el PP

Las presiones internas en el partido han precipitado su salida: el PP ha priorizado conservar la presidencia de la comunidad que mantener a Cifuentes. Desde Podemos atribuyen a la propia formación la filtración del vídeo, que aseguran que tenían guardado desde 2011. 

Sobre el incidente en Eroski, ha quitado hierro al asunto y ha dicho que "fue un error involuntario; sin ser consciente, me llevé unos productos". Cifuentes ha asegurado que ya se conocían los hechos desde 2011 y que los medios de comunicación deberían "hacer una reflexión de si en la vida vale todo".