Menú Buscar
'Charlie Hebdo' se mofa del independentismo catalán

'Charlie Hebdo' se mofa del independentismo catalán

La revista satírica francesa arremete duramente contra el nacionalismo y alerta de que puede destruir Europa

3 min

La revista satírica francesa Charlie Hebdo ha dedicado la portada y el editorial de esta semana al independentismo catalán, y lo ha hecho para lazar una feroz mofa.

En la portada, aparece una caricatura de tres encapuchados armados tras una mesa con el logo del Frente de Liberación Nacional de Córcega --una organización terrorista que atentaba para conseguir la independencia de Córcega--, mientras uno de ellos señala: "Nosotros exigimos un debate". Encima del dibujo, un mensaje indica: "Independentistas. Los catalanes, más gilipollas que los corsos".

¿Doscientos países nuevos en Europa?

El editorial, titulado "Idiotez o muerte", mantiene una línea igual de contundente. "El referéndum organizado en Cataluña para su independencia hace temblar a Europa. Si todas las regiones de Europa con una lengua, una historia y una cultura originales empiezan a reclamar su independencia, el Viejo Continente se va a partir rápidamente en pedazos como el hielo por el efecto del calentamiento climático".

"Habida cuenta que hay unas doscientas lenguas en Europa, ¿por qué no crear unos doscientos nuevos países? ¿Y por qué no proclamar tantas declaraciones de independencia como quesos y vinos hay en Europa? Independencia, ¿pero en relación a qué? La independencia es legítima cuando es para liberarse de la tiranía o la opresión. ¿De qué destino trágico quieren los catalanes liberarse hoy?", añade.

Nacionalismo

Charlie Hebdo considera que, "como con la Liga Norte en Italia, son siempre las regiones más ricas las que reclaman la independencia".

“La independencia​ de Cataluña no tiene como objetivo liberar a esta región de una tiranía que ya no existe, ni de permitir que la economía prospere, puesto que ya lo hace y, menos aún, para obtener el derecho de hablar una lengua autorizada desde hace mucho tiempo. La obsesión identitaria que se extiende por Europa como el moho sobre la fruta toca la extrema derecha, pero también la izquierda. Porque el nacionalismo de derechas y el de izquierdas tienen un punto en común: el nacionalismo”, concluye.