Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un sindicalista de la CGT hace una pintada en el Consorcio de Educación de Barcelona / CGT

La CGT se salta el estado de alarma para hacer pintadas en las patronales

El sindicato carga contra Marlaska: “Decimos alto y claro que desobedecemos y seguiremos desobedeciendo”

3 min

El sindicato CGT ha realizado una protesta presencial este viernes con motivo del Día del Trabajo, pese al estado de alarma por la crisis del coronavirus. La organización ha realizado pintadas en las sedes de varias asociaciones empresariales e instituciones públicas. En un comunicado han criticado la prohibición de concentraciones: “Decimos alto y claro que desobedecemos y seguiremos desobedeciendo”.

En su comunicado, la CGT ha criticado que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska "prohíbe concentraciones con medidas de seguridad por 'riesgo de contagio', pero no ve riesgo de contagio en la vuelta al trabajo de millones de trabajadores no esenciales sin material EPI, o en las aglomeraciones en el transporte público”. Es por este motivo que el sindicato considera que "diferentes gobiernos están aprovechando la situación para ejercer un abierto autoritarismo".

Pintadas en patronales

Entre los actos presenciales que se han realizado este viernes sobresale el despliegue de una pancarta de 12 metros en el Hospital de Bellvitge a favor de la sanidad pública. También se han realizado acciones en las sedes de Foment del Treball, en la Dirección General de Relaciones Laborales, el Consorcio de Educación de Barcelona o la Confederación de Organizaciones empresariales de Lleida, entre otras.

"La CGT de Catalunya decimos alto y claro que desobedecemos y seguiremos desobedeciendo estas actitudes. Protestamos y seguiremos protestado por los derechos de la clase trabajadora", han afirmado. Lo harán "sin pedir permiso a nadie" --desde los balcones, las calles y los centros de trabajo--, cuándo y como lo consideren, han dicho textualmente.

La CGT ha llamado a prepararse para "una crisis muy grave" con movilizaciones en las calles para defender los servicios públicos y la unión, la solidaridad y la acción de los trabajadores. "Hacemos un llamamiento a prepararnos para las duras luchas que vendrán, a no escuchar los falsos cantos de sirenas o la propaganda de diferentes gobiernos y poderes económicos", ha dicho el sindicato.