Menú Buscar
Una directora de instituto de Barcelona recaba permisos de huelga por "la represión franquista"

CGT se une a la huelga general pero afirma que no está por la independencia

El sindicato justifica la protesta del próximo 3 de octubre para defender los “intereses laborales” ante el macroperativo policial en Cataluña

3 min

CGT se ha unido finalmente a la convocatoria de huelga general del próximo 3 de octubre, la misma propuesta suscrita por Intersindical y CNT. Tras un debate intenso del secretariado permanente del sindicato, se ha confirmado el preaviso de movilización publicado la semana pasada por mayoría simple.

Persiste la división en la organización. Sus portavoces aseguran no están por la independencia y que su convocatoria de huelga general no se debe interpretar en ningún sentido político. “Que exista una movilización social en este sentido nos parece genial, pero nosotros lo hacemos por otros motivos”, indican.

Justificación de la huelga

Manifiestan que los trabajadores viven un “momento de precarización y caída de convenios” y que la “clase obrera no puede estar callada” ante esta situación. En el preaviso de huelga presentado ante el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias indican que CGT se ve en la “obligación de realizar la presente convocatoria en defensa de los intereses laborales”. Afirman que este otoño será la “expresión máxima de sufrimiento social por la mayoría de la clase trabajadora y vulneración permanente de los derechos fundamentales”.

Sí que hacen referencia al macroperativo policial desplegado en Cataluña para frenar el referéndum. Aseguran que es “inaceptable” la actuación de los “cuerpos policiales y militares” y que se han vulnerado los derechos de “libertad ideológica, intimidad personal y libertad de expresión” en los centros de trabajo donde se han personado los agentes de seguridad al “controlar vehículos de trabajadores de imprentas, sector de la logística o sector público”.

Finalmente, reclaman que se autorice la protesta para reivindicar la derogación de la reforma laboral. Se pide movilizar a los trabajadores desde las doce de la noche del martes 3 de octubre hasta las doce de la noche del día 9.

Pocas posibilidades de éxito de la huelga

La convocatoria coincide con la propuesta de la CUP y de otros sectores del independentismo cercanos a los antisistema que piden paralizar Cataluña 48 horas después de la votación del 1-O. Sería el momento en que se debería realizar la declaración unilateral de independencia (DUI) si los síes superan a los noes en el recuento.

Con todo, la huelga general tiene escasas posibilidades de llegar a buen puerto. CCOO, UGT y Usoc se han desmarcado de la convocatoria y son las organizaciones sindicales más representativas. Se han unido a la Mesa por la Democracia.