CEOE apoya todas las medidas que adopte el Gobierno para frenar el referéndum

La junta directiva de la patronal pide que se aborde “con la mayor urgencia posible y sentido constructivo” el problema político en Cataluña

3 min
El presidente de la CEOE, Juan Rosell, en una imagen de archivo / EFE
13.09.2017 14:01 h.

La junta directiva de CEOE ha aprobado este miércoles un breve comunicado en el que muestra su apoyo a las medidas que adopte el Gobierno para frenar el “referéndum ilegal” convocado el próximo 1-O en Cataluña. “Apoyamos todas las acciones que se consideren necesarias llevar a cabo con el objetivo de hacer cumplir la legalidad vigente”, indica la patronal en la resolución acordada.

Un escrito breve con tres puntos que se ha desarrollado tras “analizar con profunda preocupación la situación creada por la convocatoria” de una votaciónilegal en Cataluña”. La organización presidida por Juan Rosell, empresario catalán, muestra su preocupación por el “impacto en la confianza del mundo empresarial e inversor en Cataluña y en el resto de España”.

Defienden la legalidad vigente y el “cumplimiento de las leyes y la Constitución española, así como la legislación internacional, especialmente de la Unión Europea”. La patronal afirma que son las “mejores garantías de la seguridad jurídica” que es imprescindible para la competitividad empresarial del país.

Petición de una resolución “constructiva”

Pero el apoyo al marco regulatorio y al plan adoptado por el Gobierno no implica que los empresarios no reclamen al Ejecutivo central que busque una salida al problema catalán. De hecho, la junta directiva de CEOE cierra su resolución con la afirmación de que “existe un problema político de gran envergadura que debe afrontarse con la mayor urgencia y sentido constructivo”.

El empresariado alerta de que si prosigue el enquiste, afectará a la “convivencia social y prosperidad económica”. Y no sólo del ámbito catalán. “La no resolución afectaría negativamente a todos los ámbitos”, sentencia.

Posicionamiento complejo

CEOE mantuvo la semana pasada un perfil bajo. El empresariado no quería posicionarse en un momento en el que la ley del referéndum y la de transitoriedad se aprobaban en el Parlament a escasos días de la celebración de la Diada. Rosell mantuvo el perfil bajo y solo el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, alertó de que el dinero es cobarde y que suele huir de los territorios con falta de seguridad jurídica, unas declaraciones que desde la patronal propia avisan que se deben interpretar en clave electoral interna.

Tras un intenso debate y cuando han pasado casi 48 horas de la Diada, la patronal ha pactado finalmente la resolución que refleja su inquietud y preocupación ante el referéndum del Gobierno de la Generalitat.

¿Quiere hacer un comentario?