Los CDR amenazan a Felipe VI en Tarragona

Los radicales independentistas boicotearán la inauguración de los Juegos del Mediterráneo en la ciudad con el lema 'Que corra el rey'

Protesta violenta de los CDR contra el rey Felipe VI en Barcelona / EFE
21.06.2018 12:18 h.
4 min

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) amenazan a Felipe VI en Tarragona. Los radicales boicotearán la inauguración de los Juegos del Mediterráneo en la capital de provincia. Lo harán, además, con un lema amenazante que han dado a conocer hoy jueves, 21 de junio: "Que corra el Rey".

Según han indicado los grupos extremistas en su cuenta oficial de Twitter, se congregarán a las 17:00 horas ante el edificio de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de la ciudad catalana. Piden llevar "ropa de recambio y cacerolas". El cartel muestra una foto del jefe de Estado del revés y el amenazante lema. La concentración coincidirá con el acto de apertura de la competición, que se celebrará en el Nou Estadi del Nàstic de Tarragona. Se esperan hasta 26 equipos de distintas naciones en el evento. La abanderada de la delegación española será la nadadora Mireia Belmonte.

Se suman al posible 'plantón' de Torra

La protesta de cariz amenazador tendrá lugar cuando aún se desconoce si el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, acudirá a la ceremonia de apertura de los Juegos. La mayoría de partidos, desde los comunes a los constitucionalistas, han pedido al jefe del Govern que acuda por una cuestión de respeto institucional. El equipo del presidente catalán aún no ha confirmado la asistencia al evento.

El propio Torra aprovechó la inauguración del Palau d'Esports de Catalunya en Tarragona el miércoles para cargar contra España y hacer proclamas independentistas. "Medio Govern de la Generalitat está en la prisión y medio Govern está en el exilio, un hecho gravísimo e inaudito en la Europa democrática y en el Mediterráneo", señaló el president. Antes, había dirigido una carta al monarca junto a los expresidentes autonómicos Artur Mas y Carles Puigdemont en la que pedía a Felipe VI una reunión durante el evento.

Batalla política

Cabe recordar que los independentistas buscan convertir los XVIII Juegos Mediterráneos en Tarragona en un campo de batalla político. La competición reunirá a 3.622 deportistas inscritos de 26 países, la cifra más alta de la historia. Habrá 247 pruebas deportivas, que los aficionados podrán presenciar pagando entradas cuyo precio oscilará entre los 6 y los 25 euros. Las competiciones de apertura y clausura costarán entre 15 y 80 euros. Habrá 3.500 voluntarios para ayudar a la operativa logística.

Pese al impacto económico y de imagen para la ciudad --TVE retransmitirá los eventos de inicio y final del evento mañana, 22 de junio y el 1 de julio-- el secesionismo quiere aprovechar las pruebas deportivas como altavoz de su causa. En este sentido, cabe recordar que el expresidente catalán huido de la justicia, Carles Puigdemont, emitió ayer un mensaje grabado durante la inauguración del Palau d'Esports de Catalunya.

¿Quiere hacer un comentario?