Menú Buscar
Imagen de la okupación de la sede del PSC en Lleida, el tercer ataque en un año y medio / CG

Los CDR okupan la sede del PSC en Lleida

El independentismo radical vuelve a hostigar a los socialistas tras pintar su cuartel general y señalar a sus concejales en carteles amenazantes

22.10.2018 12:44 h.
4 min

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han okupado por la fuerza hoy lunes la sede del PSC en Lleida. El independentismo radical ha vuelto a hostigar a los socialistas en la capital de provincia tras pintar su cuartel general el año pasado y señalar con carteles amenazantes a sus concejales, en una acción que valió la intervención de la fiscalía. Es pues, el tercer ataque en año y medio.

En esta ocasión, los independentistas más extremistas han tomado la sede del PSC en la capital de provincia y han desplegado una pancarta en el balcón que leía: "Luchemos por los derechos y las libertades democráticas. Libertad Pablo Hásel". Lo han reinvindicado después en las redes sociales con el pretexto de que "reivindicaban los derechos y libertades democráticas que este régimen viola sistemáticamente con la violencia de la represión".

Tercer ataque en año y medio

Cualquiera que fuere la versión de los radicales, lo cierto es que la constelación independentista antisistema de Lleida se ha cebado hoy por tercera vez con la sede del PSC en Lleida en apenas año y medio. En junio de 2017, los socialistas de la capital de provincia denunciaron pintadas con espray amenazantes en su cuartel general en la ciudad. Los grafiti se referían al referéndum ilegal de independencia que se se celebró cuatro meses después: "Haremos el referéndum", rezaban.

En septiembre del mismo año, los radicales fueron un paso más allá y señalaron directamente a los concejales que rechazaban la consulta que ilegalizó el Tribunal Constitucional (TC). Fue en este caso Arran, una de las facciones juveniles de la CUP, la que reivindicó la colocación de unos pasquines en la que salían las fotos de los concejales del PSC, Ciudadanos y PP de Lleida. "El tripartito de Lleida no nos quiere dejar voyar. ¡Señalémosles", invitaba la organización radical juvenil.

Condenado por alabar a ETA

Aunque el acto vandálico de hoy lo ha reivindicado un grupo de apoyo a Pablo Hasél, lo cierto es que los CDR lo han difundido por sus canales en las redes sociales y de mensajería. Cabe recordar que el rapero se libró de la cárcel porque el Tribunal Supremo rebajó en septiembre a nueve meses la condena inicial de dos años y un día por enaltecer a los grupos terroristas ETA y Grapo que le había impuesto la Audiencia Nacional. Al no superar la condena los dos años, el músico residente en Lleida se libró de entrar en la cárcel.

El cantante de hip hop, cuyo verdadero nombre es Pablo Rivadulla, fue también condenado a pagar 24.300 euros de multa por enaltecimiento del terrorismo e insultos contra la Corona y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. De los dos grupos terroristas, Hasél-Rivadulla dijo que "eran ejemplos de resistencia". Cuando recibió la decisión de la Audiencia Nacional, el rapero volvió a soltar un exabrupto y tuiteó: "Me han condenado a 2 años y otro de pena-multa, es decir, 3 años. Se suman a los 2 que ya tengo por canciones contra el régimen. Pasaré 5 años preso por delitos de opinión, pero jamás claudicaré. Jamás, fascistas de mierda".