Menú Buscar
Lluís, el agente de la Guardia Urbana que insulta a políticos constitucionalistas en Twitter / FOTOMONTAJE CG

Tormenta en Barcelona por un CDR en la Guardia Urbana

Malestar entre la policía por los insultos del agente Lluís a políticos constitucionalistas; el efectivo tiene acceso al Centro de Coordinación (CeCor)

13.10.2019 00:00 h.
7 min

Tormenta en Barcelona por un agente de la Guardia Urbana alistado en los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR). El funcionario policial Lluís Romeu, miembro de la red radical, tiene acceso al Centro de Coordinación (CeCor), desde donde las fuerzas de seguridad vigilarán las protestas de respuesta a la sentencia del procés que el Tribunal Supremo emitirá mañana lunes.

Fuentes policiales han dado cuenta a este medio del malestar por la actividad del funcionario, que ha participado en las movilizaciones en protesta por las operaciones policiales contra los CDR --colabora con el de Castellar del Vallès (Barcelona)--, sí, pero que también vierte insultos y exabruptos contra políticos constitucionalistas en las redes sociales abiertamente. Uno de ellos es Josep Bou, presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, a quien invitó el 15 de junio a "meterse la lengua por el culo este año" y dudó entre "si moriría de comierse la m***** o de escupir veneno".

Contra Arrimadas, Casado y compañeros

Los exabruptos públicos contra el también expresidente de Empresaris de Catalunya no son una anécdota. El agente insultó desde su perfil oficial en Twitter al expresidente del PP de Cataluña, Xavier Garcia Albiol (le llamó "rata" el 16 de agosto de 2018 y avisó de que "no vendría a ayudarle si requería sus servicios" el 9 de diciembre de 2017) y a Carlos Carrizosa, presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Parlament. A éste lo tildó de "mierda", uno de sus recursos preferidos, el 14 de junio de este año.

También ha embestido contra Inés Arrimadas. El efectivo policial vertió insultos machistas contra ella el 2 de noviembre de 2018 --le llamó "gran hija de p****"-- y la calificó de "imbécil" el 9 de junio del mismo año. Repitió el primer descalificativo contra Pablo Casado, presidente del PP, en diciembre de 2018, cuando le colgó la vitola de "rastrero y mala persona", amén de "hijo de la gran p****".  No menos preocupante, deseó que se "estampara" un compañero guardia civil porque éste, presuntamente, se rió de una protesta contra el traslado de los presos del procés el 1 de febrero de este año. Deseó "talego" para los agentes de la Policía Nacional que declararon en relación a la intervención en la Escuela Mediterránea de Barcelona durante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Arropa a los CDR detenidos

La escasa consideración que muestra el agente con los políticos constitucionalistas cambia cuando se trata de grupos independentistas. Lluís participó en las concentraciones de apoyo a los llamados Nueve de Lledoners, investigados por algaradas durante un traslado de presos desde la cárcel catalana. Tras la Operación Judas conducida por la Guardia Civil contra activistas acusados de delitos de terrorismo y almacenamiento de sustancias explosivas, el agente les dedicó un dibujo del cual se reivindicó autor en las redes sociales.

Antes de arropar a los encausados por aquella operación, siete de los cuales permanecen en prisión provisional, el funcionario azuzó desde su cuenta oficial las protestas contra la celebración de una reunión del Consejo de Ministros en Barcelona en noviembre de 2018. Lo hizo insultando a sus compañeros de los Mossos d'Esquadra, que contuvieron la mayoría de marchas contrarias de, precisamente, los CDR. Alabó también el corte de la carretera C-58 de acceso a Barcelona en la huelga secesionista del 21 de febrero de este año. Posteriormente, descolgó el dibujo.

CSIF: "Si es cierto, que se active asuntos internos"

Preguntado por la cuestión, el sindicato CSIF, mayoritario en la Guardia Urbana de Barcelona, ha señalado que "si es cierto, y ello se debe demostrar con las pesquisas marcadas por los reglamentos, se debería abrir un expediente". El sindicato ha precisado que el análisis de estas conductas, incluidos los insultos a cargos electos, lo lleva "servicios laborales". La agrupación sostiene que "no se puede permitir que un funcionario público se signifique de forma insultante contra los políticos de su ayuntamiento". A renglón seguido, ha emplazado a la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, a "abrir un expediente".

Preguntada por la cuestión, la portavocía de prensa del Ayuntamiento de Barcelona ha preferido no aportar su versión de los hechos. Igualmente, el agente ha optado también por no hacer comentarios, todo ello a preguntas de este medio.