Menú Buscar
Manifestación en plaza Sant Jaume contra la nula condena del Govern a la potencial violencia por la que han sido detenidos los CDR / CG

Unas 40 personas responden a los CDR y a Torra ante la Generalitat: "Con explosivos no se bromea"

Distintos dirigentes políticos y otros ciudadanos de Cataluña se reúnen en la plaza Sant Jaume tras las detenciones de los siete acusados de terrorismo: "Con violencia, no"

Gerard Mateo / Sergi Ill
28.09.2019 18:38 h.
2 min

Unas cuarenta personas han hecho un llamamiento al sentido común y a condenar la violencia ante el Palau de la Generalitat tras las detenciones de varios miembros del ala más radical de los autodenominados comités de defensa de la república (CDR) acusados de terrorismo y tenencia y fabricación de explosivos.

Mostrando unos carteles con las palabras "Con violencia, no; con explosivos no se bromea", los allí concentrados han pretendido una manifestación "sin banderas ni símbolos políticos" con el objetivo de atraer al máximo de personas, pero con escaso éxito de convocatoria. Han protestado contra la nula respuesta de las instituciones ante estos indicios de violencia de estos CDR.

Violencia no
Cartel "Con violencia, no" / CG

"Preocupados por la deriva"

Entre los asistentes se encontraban los diputados del PSC Ferran Pedret y Mercè Perea, así como algunos representantes de Federalistes d'Esquerres. "No sabemos cuál será el resultado final de la investigación del proceso judicial, pero sí sabemos que debe negarse cualquier espacio de comprensión o de apoyo a cualquier persona o grupo que pretenda la consecución de objetivos políticos, sean los que sean, mediante la fuerza, la violencia", defienden.

El portavoz de la concentración, Antoni Puparelli, ha declarado a Crónica Global que se han concentrado "ante la respuesta débil de las autoridades y preocupados por la violencia y la deriva que pueda tener" todo ello: "Nos preocupa que esto sea una fuente de conflicto entre ciudadanos". Ha lamentado además que se critiquen en sede parlamentaria actuaciones policiales dentro de la ley, algo que "no ayuda a un clima de paz y tranquilidad".