Menú Buscar
Imagen de los disturbios que provocaron los CDR en Barcelona el jueves / EFE

Más de 700 contenedores quemados: la factura del vandalismo

El Ayuntamiento cifra en 1,5 millones de euros el coste de los daños sobre el mobiliario urbano, señales de tráfico y arbolado tras cuatro noches de disturbios

18.10.2019 12:00 h.
2 min

Los radicales independentistas han quemado al menos 700 contenedores de basura en cuatro noches de disturbios en Barcelona. El balance de daños del Ayuntamiento de Barcelona, presentado hoy, estima en 1,5 millones de euros el impacto de los disturbios sobre el erario público.

El Ejecutivo local ha explicado que la cifra comprende el vandalismo sobre el mobiliario urbano, contenedores de basura, señales de tráfico y arbolado dañado. Es el primer balance económico de las algaradas provocadas por los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), que han convocado a los suyos a la calle tras conocerse la sentencia condenatoria del procés. En todos los casos se han producido graves incidentes.

Contenedores, daños, pavimentación

Tras los enfrentamientos en la calle entre jóvenes independentistas y policía, el Ayuntamiento precisa que se han producido "numerosos" daños en mobiliario urbano, pavimentación de las calles, semáforos, Bicing y arbolado.

La valoración de daños es provisional, pues no todos los desperfectos causados por los radicales han sido contabilizados. Lo que sí se conoce hasta ahora es que en la cuarta noche de incidentes el jueves, los vándalos prendieron fuego a al menos 60 contenedores. El valor estimado de reemplazar los mismos es de 65.000 euros. Por su parte, los Bomberos de Barcelona tuvieron que realizar 65 salidas.

Cien trabajadores de limpieza

Además del vandalismo contra el mobiliario urbano, el consistorio ha tenido que activar las brigadas de limpieza para adecentar las calles tras la violencia secesionista. Destaca el Ayuntamiento que cien empleados de hasta 40 brigadas están activados para recuperar la normalidad en la vía pública.

Con lo que respecta a los contenedores, el gobierno municipal ya ha comprado las nuevas unidades, aunque no las instalará hasta que cesen los disturbios.