Menú Buscar
Imagen de un corte de los CDR para boicotear la manifestación de SCC / CG

Los CDR cortan carreteras contra la manifestación de SCC

Los radicales bloquean autovías y vías secundarias para evitar que lleguen los autocares a la marcha por la convivencia; hubo escenas de mucha tensión

27.10.2019 10:59 h.
3 min

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han cortado carreteras contra la manifestación en Barcelona de Sociedad Civil Catalana (SCC) hoy domingo. Los radicales han bloqueado autovías, autopistas y vías secundarias para evitar que los autocares llegaran a la marcha, que arrancaba en la ciudad condal a mediodía.

Según ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT), los independentistas han irrumpido en la autovía A-2 a la altura de la Palma de Cervelló, en el acceso sur a Barcelona. Asimismo, similares interrupciones de tráfico se han producido en la autopista AP-7 en l'Ametlla de Mar (Tarragona) y La Jonquera (Girona). Ante ello, los Mossos d'Esquadra están desviado los vehículos a vías nacionales o arterias menores.

Tensión en los bloqueos

La acción de los independentistas radicales ha provocado algunos incidentes con conductores que se dirigían a la movilización de SCC, que ha terminado siendo masiva pese a las coacciones de los extremistas. Se han vivido escenas de tensión en la A-2, por ejemplo, aunque los Mossos d'Esquadra no han comunicado ninguna detención.

Finalmente y poco antes de la concurrida protesta contra el procés y por la concordia en el centro de Barcelona, los Comités se han retirado de las vías rodadas.

Noche de incidentes

Las correrías de los secesionistas han llegado horas después de una nueva noche de barricadas y enfrentamientos con la policía en la Via Laietana de Barcelona y calles y plazas aledañas. Los CDR convocaron a sus fieles el sábado por la tarde con el fin de "devolver las pelotas de goma que nos lanzaron" a la Policía Nacional.

Su concentración no autorizada mutó en graves incidentes con los Mossos, a quien lanzaron todo tipo de objetos e incluso se enfrentaron cuerpo a cuerpo. El escrache violento ante la Jefatura Superior de Policía, objetivo de los antisistema, se saldó con 44 heridos, uno de ellos un mosso en estado grave que cayó de una furgoneta en marcha, y tres detenidos.