Menú Buscar
Acto de los CDR en Barcelona al que el Ayuntamiento de Barcelona perdonó las tasas municipales / CG

El Ayuntamiento de Barcelona cede la calle gratis a los CDR

El concejal Jaume Asens perdona impuestos municipales a los grupos radicales porque sus actividades "son solidarias" con los políticos independentistas presos

4 min

El Ayuntamiento de Barcelona cede la calle gratis a los autodenominados comités de defensa de la república (CDR). El tercer teniente de alcalde, Jaume Asens, perdonó las tasas de ocupación de vía pública al grupo radical por un acto en la ciudad porque "era solidario" con los políticos independentistas presos

Según la documentación a la que ha podido acceder Crónica Global, Asens dio el visto bueno a una de las denominadas cenas amarillas, un ágape para recaudar fondos para los dirigentes secesionistas en prisión provisional acusados de rebelión, entre otros delitos. Se celebró en el barrio de Galvany el pasado 27 de junio y reunió a unas 200 personas. Curiosamente y a diferencia de lo que ocurre con las formaciones políticas con representación municipal, el concejal de Barcelona en Comú (BComú) consideró que "no se valoraba aplicar la tasa" que obligan las ordenanzas fiscales a los organizadores, los CDR, pues la cena se "enmarcaba en un acto solidario abierto a los vecinos del barrio y con el apoyo de la mesa local de entidades".

Ciudadanos: "Doble vara de medir de Colau"

Opinando sobre la cuestión, la presidenta del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha recordado que el perdón impositivo de Jaume Asens a los CDR constituye "una muestra más de cómo Colau favorece las reivindicaciones independentistas y del agravio comparativo de permitir que se corte una calle mientras que a otros partidos políticos se les obliga a pagar las tasas, a solicitar permisos". "Y, pese a todo, se nos ha sancionado por ocupación de la vía pública", añade.

Mejías ha agregado: "Nos encontramos de nuevo con la doble vara de medir de Colau: permite a quien ella considera oportuno que ocupen la vía pública, como son los vendedores ilegales que no pagan impuestos, mientras que a aquellos que sí lo hacen, como son los floristas, los sanciona como han hecho con nosotros".

'Compadreo' del ayuntamiento con los CDR

El episodio denunciado por Ciudadanos en el barrio de Galvany de Barcelona no es el primer capítulo de compadreo del ejecutivo local de Barcelona en Comú con la red de grupos radicales CDR en Barcelona. El pasado sábado, el gobierno municipal permaneció impasible mientras la constelación independentista ocupaba la antigua cárcel Modelo de Barcelona y permanecía allí durante la noche, incluso desayunando y preparando comida.

En mayo, el propio Jaume Asens arengó a los independentistas a colaborar en una campaña de los comités para recopilar imágenes de la intervención policial para desactivar el referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre de 2017. Asimismo, el 10 de abril, día en el que la activista radical Tamara Carrasco fue detenida por orden de la Audiencia Nacional por llamar a levantar barreras de peajes de autopistas durante la Semana Santa, el tercer teniente de alcalde del gobierno municipal de Colau en Barcelona aseguró que "él era también CDR" y que la "resistencia estaba más legitimada que nunca".