Menú Buscar
Francesc Homs, candidato de CDC, en el momento de votar.

CDC se encomienda al PP para tener grupo propio en el Congreso

Los convergentes, que ni tienen 15 diputados ni obtuvieron el 15% de votos en Cataluña el 26J, están obligados a negociar con los populares

María Jesús Cañizares
3 min

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), entretenida ahora en sus quehaceres congresuales, tiene un espinoso asunto pendiente: la formación de grupo propio en el Congreso. No tenerlo supondría un fortísimo revés para una formación con representación propia en la Cámara española durante tres décadas y que incluso intentó una operación reformista a nivel español, aunque no prosperó.

A día de hoy, CDC no tiene garantizado ese grupo, por lo que no tiene más remedio que negociar con otras formaciones. Según ha podido saber Crónica Global, los convergentes podrían estar abiertos a pactar con el PP. “No hay nada cerrado”, explican fuentes de este partido. Resulta chocante que dos partidos, a los que el proceso independentista ha convertido en enemigos acérrimos, estén condenados a entenderse.

La normativa es muy clara

El reglamento del Congreso es muy claro al respecto y, según su artículo 23, “los diputados, en número no inferior a quince, podrán constituirse en Grupo Parlamentario. Podrán también constituirse en Grupo Parlamentario los Diputados de una o varias formaciones políticas que, aun sin reunir dicho mínimo, hubieren obtenido un número de escaños no inferior a cinco y, al menos, el 15 por 100 de los votos correspondientes a las circunscripciones en que hubieren presentado candidatura o el 5 por 100 de los emitidos en el conjunto de la Nación”.

Se da la circunstancia de que, en los comicios del pasado 20 de diciembre, Democràcia i Llibertat --la coalición en la que participaba CDC junto a otras formaciones independentistas-- obtuvo 8 diputados, pero logró el 15,08% de los votos en la circunscripción de Cataluña, por lo que accedió al grupo propio casi por los pelos.

Menos visualización

Sin embargo, en las nuevas elecciones generales del pasado 26 de junio, CDC repitió sus 8 escaños, pero el porcentaje de votos se quedó en un 13,92%.

Las negociaciones para lograr grupo propio podrían pasar por el apoyo de los convergentes al PP en la Mesa o por el compromiso de cerrar reformas o leyes de importante calado si finalmente Mariano Rajoy logra formar gobierno. Hasta ahora, las instituciones han sido bastante flexibles a la hora de permitir que formaciones políticas sin suficiente mayoría pudieran tener grupo propio, algo muy necesario para que se visualicen las iniciativas parlamentarias, pues formar parte de un grupo mixto obliga a repartir los turnos de intervención. Cuando el Tribunal Constitucional ha tenido que pronunciarse en este tipo de asuntos, casi siempre ha dictaminado que se trata de una decisión de la Mesa del Congreso.