Menú Buscar

Ocho empresas pagaban a CDC por adjudicación de obra pública

Las compañías acordaron su estrategia con dos altos cargos de ‘Infraestructures, según la Guardia Civil

La Guardia Civil durante un registro en la fundación de CDC, CatDem / EFE
30.11.2018 10:54 h.
3 min

Un grupo de empresas formó un “cártel opaco” para conseguir adjudicaciones de obra pública de la Generalitat entre 2011 y 2015, según recoge un informe de la Guardia Civil. Estas compañías, conocidas como "El Club" o "la hermandad", mantenían contactos con altos cargos de la Generalitat a través de una cuenta de correo electrónico abierta a nombre de Nuria Bofill.

Según publica El Periódico, la Benemérita y la Audiencia Nacional disponen de testimonios que sostienen que ocho compañías obtenían las obras que Infraestructures de Catalunya sacaba a concurso a cambio de entregar dinero en forma de donativos a la fundación de CDC, Catdmen.

Adjudicación de contratos

El informe de la Benemérita, incluido en la investigación abierta sobre la trama del pago del 3% a Convergència para financiar el partido a cambio de la adjudicación de contratos de obra pública, sostiene que ese “club” de empresas acordaron su estrategia con dos altos funcionarios de Infraestructures; su presidente, Joan Lluís Quer; y su director general, Antoni Rosell.

De los correos de Quer, la Guardia Civil sostiene que “puede deducirse que algunas empresa en el entorno de Asinca --Associació d'Empreses d'Enginyeria i Consultoria Independents de Catalunya-- habrían configurado un cártel colusorio para pactar los precios de los concursos públicos", según publica ese diario.

Contratos beneficiosos

Según el informe de el Instituo Armado, estas empresas "llegaron a pactar las normas o directrices a seguir cuando optasen a licitaciones de ciertas administraciones con el objetivo de evitar competir entre ellos y así obtener un contrato más beneficioso". 

La Audiencia Nacional investiga en el caso 3% una trama por organización criminal, cohecho, tráfico de influencias, financiación ilegal de partido político, blanqueo de capitales y malversación. El partido heredero de Convergència, el PDeCAT, está también imputado en el sumario principal del caso.

¿Quiere hacer un comentario?