Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los secretarios generales de CCOO de Cataluña, Javier Pacheco (d) ,y de UGT, Camil Ros (i) / EUROPA PRESS

CCOO y UGT creen que el retraso electoral empeorará la salida de la crisis

Los sindicatos muestran su preocupación por el aplazamiento electoral en plena debacle económica

3 min

El aplazamiento de las elecciones catalanas ha caído como un mazazo en las centrales sindicales. Al igual que las principales patronales, tanto CCOO como UGT se habían posicionado a favor de mantener el 14 de febrero como la fecha de los próximos comicios autonómicos.

Para ambas organizaciones, la cita con las urnas es una condición sine qua non para afrontar un curso político marcado por las consecuencias económicas de la pandemia. Retrasar la fecha supondrá, a juicio de los sindicatos, empeorar la salida de la crisis económica y ahondar en la interinidad institucional que rige la Generalitat de Cataluña.

Pacheco (CCOO): "No es una buena noticia"

El secretario general de CCOO, Javier Pacheco, ha lamentado en declaraciones a Crónica Global el anuncio del retraso electoral. "No es una buena noticia", ha aseverado el portavoz. "Tanto por la situación sanitaria como por la socioeconómica necesitamos un Govern efectivo y unos recursos de los que ahora mismo no disponemos con estos presupuestos", ha expresado.

La prórroga presupuestaria, unida a la presidencia en funciones de Pere Aragonès, complican la gestión de los estragos causados por el Covid-19. Pacheco pronostica una pérdida de miles de empresas y de puestos de trabajo que precisará una reacción diligente por parte de la Administración pública. "Sin Govern ni presupuestos la salida de la crisis será todavía más difícil", concluye.

UGT comparte el desánimo

En la cúpula de la UGT cunde la misma impresión. Fuentes del secretariado ugetista consideran grave la situación epidemiológica, pero señalan que la renovación del gobierno autonómico es una obligación imperiosa. "La situación es complicada tanto desde el punto de vista de la salud como de la economía, y para eso necesitamos instituciones fuertes", señalan estos interlocutores.

Los sindicatos calculan que, si las elecciones se retrasan hasta el 30 de mayo, la constitución del Ejecutivo catalán no se consumaría hasta principios de otoño. El escenario pluripartidista obligaría a complicadas sumas postelectorales que aplazarían aún más la puesta a punto de un nuevo equipo al frente de la Generalitat. "Afrontamos este curso con mucha preocupación y responsabilidad, por lo que emplazaremos al resto de agentes sociales a que intenten dar un horizonte a todos los ciudadanos buscando soluciones en el marco de concertación con la Administración", promete Pacheco.

Destacadas en Política