Menú Buscar
Una manifestación independentista y el tuit aclaratorio de Amnistía Internacional / EFE

Caza 'indepe' a Amnistía Internacional por decir que en España no hay presos políticos

Intelectuales y activistas secesionistas señalan y anuncian su baja de la oenegé pro derechos civiles por su postura sobre los 'exconsellers' y 'los Jordis'

3 min

Caza 'indepe' a Amnistía Internacional por sostener que en España no hay presos políticos. Intelectuales y activistas secesionistas han señalado y han anunciado su baja de la oenegé pro derechos civiles después de que la organización rechazara que Jordi Sànchez (ANC) y Jordi Cuixart (Òmnium) o los exconsellers del Gobierno catalán sean presos políticos.

Los que han abierto el fuego en las redes sociales han sido pesos pesados del independentismo como el presentador y productor de televisión Toni Soler, el economista Xavier Sala-i-Martin, la excandidata a presidenta de la ANC Liz Castro o el abogado y publicista Joan Queralt.

"En vista de esta posición, me doy de baja inmediata de @amnistiaespana", ha tuiteado el letrado, que aparece regularmente en TV3 como experto independiente en sentencias judiciales.

"Explicaciones" y ataques

Más duros han sido otros actores del secesionismo catalán, como el propio Julian Assange, fundador de Wikileaks, que ha valorado que "España está utilizando a Amnistía Internacional en Madrid para proporcionar una cobertura retórica a los abusos del Estado".

"En todos esos países sí que consideráis que hay presos políticos, aunque sus actuaciones eran delictivas según las leyes de su país ¿Tenéis alguna explicación coherente? No es mucho pedir...", ha invitado el productor televisivo Josep Maria Mainat.

"Sois una vergüenza. Basta. Me doy de baja", ha avanzado Toni Soler.

También se han metido en el debate la minoritaria patronal Cercle Català de Negocis, así como perfiles anónimos de la constelación tuitera independentista.

"No son presos de conciencia"

La airada respuesta independentista con la organización civil internacional ha llegado después de que la rama española de Amnistía recordara que ellos "no usan el término preso político, sino preso de conciencia".

"No consideramos a los miembros del Govern presos de conciencia porque son acusados de actuaciones que pueden ser consideradas delito", ha avisado la entidad en su cuenta oficial en la red de microblogging.

La misma definición, ha aclarado la asociación, tampoco se puede aplicar a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, expresidentes de la ANC y Òmnium Cultural, que se encuentran en prisión preventiva acusados de un delito de sedición.