Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Miguel Ángel Gimeno, en una comparecencia en el Parlament / EFE

Caza de brujas en la Oficina Antifraude de Cataluña

El nuevo director del organismo implicado en las grabaciones del ministro Fernández promete una profunda revisión interna

2 min

El nuevo director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Miguel Ángel Gimeno, ha anunciado una profunda revisión de la gestión interna de este órgano, objeto de uno de los mayores escándalos políticos de los últimos tiempos. Gimeno sustituye a Daniel de Alfonso, cesado tras conocerse las grabaciones en las que aparecían él mismo y el ministro de Interior, Jorge Fernández, planeando una supuesta ofensiva contra el independentismo catalán.

Gimeno ha tomado posesión de su cargo en un acto celebrado en el Parlamento catalán –la designación y destitución del director de la OAC compete a la Cámara catalana--. En su discurso, el expresidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anunciado una profunda revisión del “estado actual” de la oficina pues, a su juicio, es necesario extremar el “rigor” en “la contratación y en la gestión financiera”, algo que ha hecho extensivo al personal que actualmente trabaja en la misma. Se da la circunstancia de que Maite Masià, implicada en el caso de las ITV –por el que será juzgado el exdirigente de CDC Oriol Pujol— se mantiene como número dos de la OAC.

Por su parte, la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, ha encomendado a Gimeno la recuperación de la confianza en un organismo envuelto en una polémica que, según ha dicho, “supuso un golpe muy duro”. Por ello, le ha instado a convertir la oficina en “un instrumento útil contra la corrupción y que no esté al servicio de ideologías o partidismos". 

Destacadas en Política