Menú Buscar
La líder catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas, exhibe un cartel alusivo al artículo 155 de la Constitución ante Quim Torra en el Parlament / CG

Causa general en el Parlament contra la vía eslovena de Torra

La oposición en bloque arremete contra el presidente catalán mientras Eduard Pujol rompe un cartel con el número 155 exhibido previamente por Arrimadas

12.12.2018 13:03 h.
8 min

Quim Torra había pedido comparecer voluntariamente en el Parlament para explicar el relevo de Ernest Maragall al frente de la Consejería de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, por Alfred Bosch, ambos de ERC. Pero la sesión estuvo muy centrada en la vía eslovena propuesta por el president y la campaña de ataques contra el Gobierno español que lleva a cabo ese departamento. Toda la oposición en bloque ha criticado los coqueteos con las guerra balcánicas del mandatario secesionista.

La líder catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha acusado a Torra de dar explicaciones solo cuando es obligado por la oposición. Se ha referido al rodillo independentista, que ha impedido su comparecencia monográfica sobre la vía eslovena que, según ha recordado, “provocó muertos, no se limitó a lograr un referéndum”.

La líder de la oposición ha interpretado el cambio en Exteriores como un método de resolver un problema interno de ERC. “El señor Bosch está en ese club de fans de la vía eslovena junto a Pere Aragonès porque, según decía, era una rápida. Como dijo Agustí Colominas, las revoluciones son más rápidas con muertos”, ha dicho.

Considera Arrimadas una falta de respeto que se anuncien “nuevas tandas de aperturas de embajadas cuando se está escatimando la recuperación de las pagas a los funcionarios”. Asimismo, ha dicho que el departamento de Bosch es el más procesista y más opaco, aunque es la que tiene las competencias en transparencia. Lo ha calificado de “agencia de recolocación de fugados”.

Iceta: "No hay diálogo fuera de la ley"

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha precisado que la ley de exteriores catalana “que nosotros votamos” habilita al Govern a tener una red de representación internacional, “pero no para utilizar esos instrumentos para atacar al Estado español”. Por eso, ha dicho, el Gobierno ha puesto determinadas trabas contra la difusión de “un proyecto que quiere romper España, en lugar de defender los legítimos intereses catalanes”.

Respecto al diálogo invocado por Torra, ha dicho que éste no cabe fuera de la ley. Y entiendo lógica la preocupación del Gobierno español cuando los Comités de Defensa de la República (CDR) cortan durante 15 horas. “El Gobierno está preocupado por el Govern, no por los Mossos”, ha precisado Iceta, quien ha instado al presidenta reunirse con Pedro Sánchez el próximo 21D. “Cuando uno acepta responsabilidades, las acepta enteras, para lo bueno y lo malo”, ha dicho.

Por parte de Catalunya en Comú-Podem, Jessica Albiach, ha reprochado el bloqueo social de Bosch cuando era concejal en el Ayuntamiento de Barcelona. “Los recortes no se revierten y dicen que las listas de espera en la sanidad o la fractura social por la desigualdad son algo secundario”, ha dicho Albiach, para quien es “muy grave” que un año después de la DUI y tras admitir que se engañó a los catalanes, se vuelva a la vía unilateral apelando a la vía eslovena. “Aclare hacia donde van. Estamos ante un gobierno que ni quiere gobernar ni aprobar presupuestos. ERC tiene que elegir entre la vía eslovena y construir una mayoría alternativa. Dejen la calculadora electoral y tomen una decisión”, ha dicho Albiach a los republicanos. Y al PSC ha advertido de que si no se escucha a Cataluña, “acabarán como Susana Díaz”.

Autodeterminación

Carles Riera, diputado de la CUP, ha apelado a utilizar la diplomacia internacional para defender el derecho a la autodeterminación y la lucha contra el fascismo. “Presidente Torra, valoramos positivamente que rechace el régimen del 78 que representa el Gobierno de Pedro Sánchez y la reunión del consejo de ministros el 21D, pero ha perdido una oportunidad de ejercer un acto de soberanía al no cesar al consejero de Interior (por las cargas a los CDR)”, ha dicho Riera. El antisistema ha afirmado que el presidente tiene problemas internos, pues ha sido desautorizado por sus propios socios. “Suelte lastre de los sectores que representan los poderes económicos y póngase al lado de los derechos sociales y la autodeterminación”, ha afirmado.

El presidente del PPC, Alejandro Fernández, ha afirmado a Torra que “en su piso de inmoralidad, siempre hay un sótano más”, en referencia a la vía eslovena defendida. Ha anunciado que, cuando los populares vuelvan a la presidencia española, “algo que ocurrirá pronto, le vamos a destituir. Usted no es el caudillo plenipotenciario que puede amenazas con guerras, se debe a la ley y la Constitución. Los catalanes no queremos guerras ni a la eslovena ni a la vietnamita. Cataluña no es Eslovenia, Cataluña es España. Y por eso le vamos a destituir. Nadie llorará por e"llo. Sus socios de ERC, en privado, respirarán aliviados”.

La discreción de ERC y la perfomance de JxCAT

El presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, ha centrado su intervención en elogiar la trayectoria de Bosch, sin entrar en el debate sobre la vía eslovena o la reacción del Govern a los CDR.

Eduard Pujol, portavoz de Junts per Catalunya, ha recordado que hace doce días que Europa tiene a “presos políticos en huelga de hambre. No queremos héroes, les queremos en libertad. Es una actitud de denuncia para remover conciencias y acusar de dejadez al Tribunal Constitucional, de Estado de Derecho. ¿No tiene suficiente el Estado con la prisión preventiva y cargarse la separación de poderes?”. Ha expresado el apoyo de su grupo a la acción exterior de Torra y ha asegurado que “nuestra cultura es de paz, mientras que se ponen medallas a quienes cometieron una carnicería el 1 de octubre (referéndum)”. Pero ahora “nos amenazan con más policía y un nuevo 155. El Estado español no puede ser un yonqui de la represión”, ha dicho Pujol, quien ha roto un cartel con el número 155, en respuesta a Arrimadas, quien previamente, había mostrado un papel similar.

Torra ha rechazado ser miembro de “un club de fans de los Balcanes”, pero ha dicho que “lo que veo aquí es un club del 155”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información