Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un quiosco de prensa en Barcelona adaptado con un cajero automático; Cataluña tiene 443 municipios sin acceso a dinero en efectivo / CEDIDA

Cataluña tiene 443 municipios sin acceso a dinero efectivo porque no disponen de bancos o cajeros

La Autoritat Catalana de la Competencia aconseja instalar cajeros en supermercados, gasolineras, oficinas postales o estancos, pero recomienda hacerlo sin régimen de exclusividad

6 min

La Autoritat Catalana de la Competencia (ACCO) advierte de que un total de 443 municipios catalanes no tiene acceso a dinero efectivo porque no disponen de bancos o cajeros automáticos. Advierte este organismo de que esta situación puede comprtar la exclusión financiera. De ahí que aconseje la instalación de cajeros en supermercados, gasolineras, estancos, puntos de venta de loterías, oficinas postales, pero recomienda hacerlo sin régimen de exclusividad.

En un comunicado, la ACCO explica que el acceso al dinero en efectivo "es fundamental para el conjunto de la ciudadanía, de ahí que la reciente evolución del sector bancario, con su creciente concentración y la reducción de oficinas y de cajeros automáticos, se haya convertido en un problema para una parte importante de los municipios de Cataluña", explica ACCO, que remite a su estudio Concentración del sector bancario en Cataluña publicado el pasado mes de marzo [se puede leer en este enlace]. En el mismo ya se advertía de esta circunstancia y se destacaba la necesidad de introducir alternativas en los cajeros automáticos tradicionales para facilitar a la ciudadanía el acceso al efectivo.

Brecha digital

Una de las consecuencias directas y evidentes de la reducción del número de entidades financieras es la importante disminución del número de oficinas bancarias. Este hecho "tiene efectos directos sobre la calidad de los servicios que reciben los consumidores" e, incluso, en algunos casos, "puede comportar la exclusión financiera", ya que también suele suponer una disminución del número de cajeros automáticos, que son la principal fuente de obtención de dinero en efectivo. "Este problema resulta más importante en las zonas más rurales a las que no siempre se puede asegurar el principio de inclusión financiera para el uso de los servicios básicos bancarios, como retirar o ingresar dinero en efectivo. Si bien la banca online facilita las operaciones bancarias y evita en parte el riesgo de exclusión financiera, esta problemática tiene una mayor incidencia para determinados colectivos de la población que, como consecuencia de la brecha digital, suelen tener menos acceso a las nuevas tecnologías y suelen utilizar el efectivo como medio de pago principal, como la gente mayor.

Un cliente retira efectivo de un cajero automático / EFE
Un cliente retira efectivo de un cajero automático / EFE

En este contexto, "las fórmulas de cashback y cash-in-shop, mediante las alianzas de los bancos con operadores de otros mercados con redes de establecimientos físicos, permiten la retirada o el ingreso de dinero en efectivo en establecimientos comerciales. Así, el acceso a efectivo a través de supermercados, gasolineras, estancos, puntos de venta de loterías, oficinas postales, entre otros, puede ser una alternativa muy recomendable". Ahora bien "desde el punto de vista de la competencia, resultaría recomendable que las alianzas o colaboraciones de este tipo no se realizaran en régimen de exclusividad, sino que en la medida de lo posible estuvieran abiertas al mayor número de operadores, o que, como mínimo, se llevaran a cabo de la forma más procompetitiva posible.

Éste no es un problema exclusivo de Cataluña sino del conjunto del Estado y recientemente la Comisión Nacional de la Defensa y la Competencia (CNMC) ha elaborado un Estudio sobre la retirada de efectivo en cajeros automáticos [se puede leer en este enlace] donde recomienda facilitar la retirada de efectivo en comercios con tarjeta como alternativa a los cajeros. Desde ACCO celebramos esta alineación en las recomendaciones entre autoridades de la competencia.

Proposición de ley

El Parlament aprobó recientemente la presentación ante la Mesa del Congreso de los Diputados una Proposición de ley de garantía del servicio de cajero automático en los municipios en riesgo de exclusión financiera y de garantía en acceso a los servicios bancarios. La ley tiene por finalidad garantizar el acceso a los servicios bancarios básicos a través de un servicio de cajero automático de proximidad, con independencia del municipio de residencia. Entre otros aspectos, se aprobó la ampliación del ámbito de la garantía en el acceso a los servicios bancarios y se acordó el requisito de mantener los cajeros automáticos a pesar del cierre de las oficinas físicas.

La ACCO es un organismo de la Generalitat de Catalunya de carácter independiente, regulado por la Ley 1/2009, de 12 de febrero. Su principal función es garantizar, mejorar y promover las condiciones de libre competencia y transparencia en los mercados.