Menú Buscar
Francisco Reynés y Salvador Alemany, consejero delegado y presidente de Abertis / EFE

Cataluña pierde peso en la producción empresarial española

La fuga de empresas a partir del 1-O reduce la participación catalana en la facturación total nacional del 22,4% al 19,6%

3 min

Casi mil empresas que tenían su domicilio fiscal en Cataluña lo han cambiado a otras comunidades autónomas entre octubre y los primeros días de noviembre, según los datos facilitados de la Agencia Tributaria. Eso supone que la participación catalana en la producción total ha caído en torno a tres puntos.

Según el Colegio de Registradores, desde el referéndum ilegal del 1 de octubre y hasta la pasada semana más de 2.300 empresas radicadas en Cataluña habían cambiado su domicilio social a otras regiones, entre ellas grandes firmas como Caixabank, Banco SabadellGas Natural y Abertis.

No afecta al pago de impuestos

El cambio de sede fiscal no afecta al abono de los principales impuestos que pagan las empresas, IVA y sociedades, porque son de ámbito estatal. Solo empobrece la participación en el total español.

La Agencia Tributaria ha analizado también la evolución de la facturación de las empresas incluidas en el suministro inmediato de información (SII) del IVA, fundamentalmente grandes compañías, y ha detectado una caída del porcentaje de las ventas de las firmas con domicilio fiscal en Cataluña.

Caída de tres puntos

En la primera quincena de octubre, las empresas con domicilio fiscal en Cataluña acumulaban de media el 22,4% de la facturación del total nacional, un dato que ha bajado casi tres puntos, al 19,6%, en la segunda quincena.

Estos datos no se refieren a las ventas efectuadas en Cataluña, sino a las realizadas por empresas con sede fiscal en Cataluña en el conjunto de España, es decir, que se ven afectadas tanto por la evolución de las ventas como por los cambios de domicilio.

La Agencia Tributaria destaca que las empresas con sede fiscal en Cataluña en sectores como la energía, el agua o la construcción han reducido en casi veinte puntos su participación en las ventas nacionales, y la cuota del ámbito financiero y de seguros se ha reducido en cuatro puntos.