Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente / EUROPA PRESS

Cataluña, ante su peor escenario Covid: sin presupuestos, sin presidente y sin elecciones convocadas

La oposición denuncia que la comunidad será la única región europea sin capacidad de incluir los fondos de reconstrucción en sus cuentas, ahora prorrogadas

8 min

En los últimos 10 años, la Generalitat no ha logrado presentar sus presupuestos en la fecha prevista y los ha prorrogado en cinco ocasiones. La última tuvo lugar ayer jueves, con la firma de la prórroga de las cuentas de 2020. Cataluña afronta así su peor escenario ante el Covid: sin presupuestos, sin presidente, con un gobierno en funciones y unas elecciones que todavía no han sido convocadas.

Los grupos de la oposición recuerdan que ya advirtieron de las consecuencias de retrasar los comicios, pues el actual presidente en funciones, Pere Aragonès --la inhabilitación de Quim Torra por desobediencia colocó a Cataluña en una situación sin precedentes-- asumió unas competencias limitadas que le impiden aprobar proyectos de ley, como el de presupuestos.

 

 

Aragonès asegura que el 14 de febrero habrá elecciones / EP

Aragonès asegura que el 22 de diciembre firmará el decreto de disolución del Parlament de cara a unas elecciones catalanas previstas para el 14 de febrero, pero que todavía no están convocadas. El Govern prepara medidas para blindar esa cita, que Junts per Catalunya (JxCat) desearía posponer. ERC, por su parte, parece dispuesta a confirmar, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita.

Comuns: "Demasiados años sin presupuesto"

Conchi Abellán, diputada de Catalunya en Comú-Podem, asegura que su grupo ya advirtió de que “Cataluña será seguramente la única región europea sin capacidad de incluir los fondos de reconstrucción en sus presupuestos y adaptarlos a la situación pos-Covid”. Por ello, recuerda que los comuns pidieron “convocar elecciones en otoño y no mantener al Govern en funciones medio año. Cataluña ha sufrido demasiados años sin presupuestos y estos eran clave”. Abellán cree que “hemos llegado a esta situación también por la irresponsabilidad de no querer convocar las elecciones en tiempo y forma”.

Las cuentas de 2020 fueron aprobadas gracias al pacto entre ERC y Catalunya en Comú-Podem. El pacto vino tras la prórroga de 2018 y la retirada del proyecto de 2019 debido a la ausencia de apoyos parlamentarios. Y aunque ese proyecto incluía más gasto social y una nueva fiscalidad, muy pronto se vio superado por el Covid. La oposición exigió su reforma o, en su defecto, una reasignación de partidas. El Govern, que debido a la pandemia ya ha decretado cuatro ampliaciones de las cuentas de 2020, prevé la autorización de crédito para incorporar a los presupuestos los recursos que puedan llegar durante 2021. Es decir, tanto los fondos extraordinarios habilitados por el Estado para atender la crisis del coronavirus como los de recuperación procedentes de la UE.

PSC: "Sectarismo, incompetencia, irresponsabilidad"

Para la diputada de PSC-Units Alícia Romero “es una prórroga presupuestaria obligada, ya que el gobierno está en funciones”. “Ya dijimos en junio y en julio que, viendo la posibilidad de que inhabilitaran al presidente Torra, era necesario que convocara elecciones antes para tener un gobierno que pudiera preparar unos presupuestos para 2021 y por tanto iniciar un año de pandemia difícil con unas cuentas aprobadas”, recuerda.

Pero, añade, a pesar de tener “un gobierno roto, dividido y agotado como dijo el propio Torra en enero de este año, no lo han hecho. De nuevo nos encontramos ante la incompetencia, la irresponsabilidad, el sectarismo de un gobierno que impide tener unos presupuestos aprobados el 1 de enero, cuando el Gobierno, con todas las dificultades, lo va a tener, porque lo aprobará a finales de año”.

Romero lamenta “otro año de prórroga presupuestaria, otro año que el Govern no hace su  trabajo. En un momento de crisis, en la que deberíamos contar con unas cuentas que incorporaran recursos y los reorientara y priorizara para hacer frente a la pandemia, pues no los vamos a tener”.

Ciudadanos: "Situación intolerable"

“Llevamos 10 años sin presupuestos presentados en plazo y esta vez no ha sido una excepción, volviendo a tener que soportar los catalanes en diciembre otra prórroga presupuestaria”, lamenta José María Cano, diputado de Ciudadanos. Y advierte de que “esta vez la situación es todavía más grave e intolerable”. “En el mes de abril y en plena pandemia, desde Cs ya advertíamos que los presupuestos de 2020 que se pretendían aprobar no eran útiles para enfrentar la crisis que teníamos por delante”, sentencia.

Recuerda que esa ineficiencia ante el Covid fue reconocida por el propio Govern “y ha quedado demostrado con el paso del tiempo. Lo único que pretendían era blindar sus chiringuitos separatistas y los privilegios de sus amiguetes”.

El diputado denuncia que los separatistas “siempre ponen alguna excusa para no asumir su responsabilidad y preparar unos presupuestos en plazo y, en este caso, no han sido adaptados a la situación de crisis sanitaria, económica y social, ya que ello implicaría priorizar y eliminar todo el gasto superfluo para destinarlo a las familias, los autónomos y las pymes que tan mal lo están pasando y necesitan un Govern de todos”. Además, “hay que tener en cuenta que esta prórroga presupuestaria se produce con un Parlamento prácticamente cerrado debido a la inminente disolución de la Cámara, hurtando una vez más la palabra a los grupos parlamentarios en el pleno”.

Cano ha pedido la comparecencia del vicepresidente Aragonès en la Comisión de Economía del Parlament para que informe sobre las razones de no presentar unos presupuestos para 2021 y explique la prórroga de las cuentas publicada ayer en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña.

PP: "Una grave irresponsabilidad"

Por parte del PP, el diputado Daniel Serrano recuerda que los populares ya advirtieron de que “retrasar las celebración de las elecciones por los cálculos electorales de los dos socios de Govern podía provocar el peor de los escenarios políticos”. Y este es, según Serrano, una Cataluña “sin presidente, con un gobierno en funciones, un Parlament disuelto, unas elecciones convocadas y ya veremos si aplazadas, con unos presupuestos prorrogados totalmente ineficaces para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales derivadas del coronavirus”.

El popular considera que, todo ello, “supone una grave irresponsabilidad que, por su culpa, pagarán los catalanes”.