Menú Buscar
Imagen de un aficionado de La Roja en la pantalla gigante para el España-Rusia en Terrassa (Barcelona) / @ciudadanojavi

Cataluña sigue con pantalla gigante el España-Rusia pese a las trabas

Centenares de personas sortean el 'bloqueo' de Ada Colau en Barcelona y se reúnen en Terrassa para ver el partido de octavos de final del Mundial 2018

3 min

Cataluña sigue con una pantalla gigante el partido de octavos de final del Mundial de Rusia 2018 entre España y Rusia pese a las trabas. Centenares de personas han sorteado el bloqueo impuesto por el Ayuntamiento de Barcelona, que comanda Ada Colau, y han seguido el encuentro en Terrassa (Barcelona).

La retransmisión en directo tiene lugar en el campo de fútbol 7 Juan XXIII de la localidad barcelonesa. Lo organiza Terrassa por la Unidad, y el evento ha congregado a centenares de personas pese al intenso calor. Los asistentes, ataviados con camisetas de La Roja, banderas nacionales e incluso algún pendón de Tabarnia, han celebrado el "buen ambiente" del encuentro ante la pantalla gigante.

Veto en Barcelona

La emoción de los aficionados del equipo de Fernando Hierro contrasta con el enfado de la plataforma Barcelona con la Selección, que intentó montar una primera pantalla gigante para seguir el encuentro en la Ciudad Condal, pero se topó con el veto de Ada Colau. El viernes, la entidad cívica y apolítica anunció que renunciaba a intentar la retransmisión en el Camp de l'Àliga de la capital catalana, como ocurrió durante la fase de grupos contra Portugal (3-3), por las exigencias municipales.

El Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) limitó la asistencia a 2.300 personas, exigió limitadores de volumen, lavabos portátiles, un plan de evacuación en caso de emergencia y la presencia de una ambulancia, entre otros, para poder instalar la pantalla gigante. Los requisitos fueron imposibles de cumplir para la asociación civil.

"Colau contra España"

El día antes, la propia Barcelona con la Selección anunció que el Ayuntamiento de Barcelona había vetado la retransmisión de los octavos de final en el recinto deportivo, pese a que ya habían pactado con los proveedores. Tildaron la decisión de "política" y subrayaron que Colau demostraba así su "antiespañolidad". Recalcaron también que ellos "nunca se han metido en política". El hecho también fue denunciado por el presidente del grupo municipal popular en Barcelona, Alberto Fernández Díaz.

Finalmente, no ha habido pantalla gigante en Barcelona, pero sí en Terrassa. En este municipio de la conurbación de la Ciudad Condal, los organizadores han contado con el apoyo del PP y Ciudadanos, así como de vecinos anónimos que han colaborado en la organización del evento.