Menú Buscar
El ministro de Economía, Luis De Guindos / EFE

“Cataluña no afectará a la calificación de España, su independencia es inviable" según de Guindos

El ministro advierte de que el paro se duplicaría en una Cataluña independiente y de que el 75% de su producción estaría sujeta a aranceles

4 min

El desafío catalán no afectará a la revisión de la calificación de España, según el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos. Las declaraciones se han dado en el contexto de las calificaciones que algunas agencias internacionales, como Moody's, deben realizar a finales de este mes. Para el ministro "nadie" considera viable la independencia de Cataluña.

"(La independencia de Cataluña) es tan irracional que ni los inversores, ni los mercados de capitales ni mis colegas del Ecofin consideran que sea un escenario mínimamente viable y aceptable y, por lo tanto, no lo incorporan a sus cálculos. Por supuesto, el Gobierno no va a dejar que ocurra", ha subrayado De Guindos.

Sin impacto de momento

El ministro ha asegurado que el debate catalán "no ha impactado por el momento" en los indicadores económicos porque los inversores, los mercados financieros y los que prestan dinero a España no se creen que vaya a haber independencia en Cataluña.

"El impacto sobre la prima de riesgo es muy marginal, lo que ha habido es una modificación de la referencia del bono español, lo cual aumentó unos cuantos puntos básicos la prima de riesgo, pero como consecuencia del debate sobre Cataluña, el impacto es inexistente", ha explicado.

Salida de la zona euro y la UE

Guindos ha insistido en que, desde el punto de vista económico, la separación de Cataluña sería "absolutamente irracional" y ha advertido de algunas de las consecuencias que tendría y "de las que no hablan" los defensores del proceso.

Así, ha indicado que la independencia supondría la salida de Cataluña de la zona euro y de la UE, lo que conllevaría que el 75% de su producción estaría sujeta a un arancel. Por otro lado, ha añadido, los bancos con sede en Cataluña deberían cambiar su domicilio, lo que generaría una "incertidumbre brutal". Al mismo tiempo, la Cataluña independiente tendría que crear su propia divisa, con una devaluación de entre el 30% y el 50%; su PIB se reduciría entre el 25% y el 30% y su tasa de paro se duplicaría.

'Empobrecimiento brutal'

"El empobrecimiento de la sociedad catalana sería brutal", ha zanjado Guindos, que insiste en que "nadie con dos dedos de frente" considera que la independencia es un escenario viable. En su opinión, se trata de "un caballo de Troya" para que Cataluña tenga un gobierno "radical". "Y eso es lo que van a conseguir en última instancia", ha agregado.

El titular de Economía ha afirmado además que no tiene constancia de que se hayan producido deslocalizaciones empresariales a causa del debate catalán y ha precisado que éstas tienen "mucho más que ver" con el hecho de que es una de las comunidades donde las empresas pagan impuestos más elevados. El ministro ha subrayado que la respuesta que está dando el Gobierno al desafío catalán está siendo "equilibrada, firme y prudente" y ha indicado que no se han intervenido las funciones de Cataluña, sino que se están vigilando los pagos que efectúa.