Menú Buscar
La Cataluña contraria al independentismo responde y toma las calles de Barcelona

La Cataluña contraria al independentismo responde y toma las calles de Barcelona

Una marea humana sin precedentes colapsa la ciudad con una masiva manifestación en defensa de la unidad de España

08.10.2017 17:24 h.
9 min

Cientos de miles de personas (más de un millón, según la organización --Societat Civil Catalana (SCC)--, y 350.000, según la Guardia Urbana) se han manifestado este domingo por las calles de Barcelona en contra de la secesión de Cataluña y a favor de la unidad de España.

Con el lema “Prou! Recuperem el seny” (“¡Basta! Recuperemos el sentido común”), los participantes han desbordado todas las previsiones y han colapsado el centro de la ciudad. De hecho, buena parte de los asistentes se han vuelto a sus casas tras varias horas de atasco y sin poder alcanzar siquiera el punto de partida de la marcha, fijado en la plaza de Urquinaona.

Ambiente festivo

La movilización se ha caracterizado por su ambiente festivo, con familias y personas de todas las edades y --a tenor de sus comentarios y vestimentas-- condiciones sociales. Era un ambiente muy parecido al de una Diada, aunque algo más contundente: muchos de los asistentes se manifestaban por primera vez.

También había un nutrido grupo de manifestantes procedentes de fuera de Cataluña para --en la opinión de muchos de ellos recogida por este medio-- dar apoyo a una reivindicación que consideran suya.

La marea humana ha dibujado una imagen multicolor donde predominaban --por este orden-- las banderas de España (constitucionales), de Cataluña y de Europa, y las camisetas de la selección española de fútbol.

Las consignas lanzadas por los participantes han sido muy variadas. Entre ellas, “No nos engañan Cataluña es España”, “Yo soy catalán, catalán, español”, “Puigdemont, a prisión”, “Aquí estamos, ya no nos callamos”, “Viva España y visca Catalunya”, “Bota, bota, bota, mayoría silenciosa”, “No somos fachas, somos españoles”, “España unida jamás será vencida”, “Trapero, a prisión”, “¿Dónde está TV3?”, “TV3, manipuladora”, “Luego diréis que somos cinco o seis”, “No estamos solos”, y los clásicos “la, la, la” para entonar el himno nacional de España.

"Ya era hora de que saliéramos a la calle"

Entre los asistentes abundaba el buen humor, el optimismo y un sentimiento muy compartido y, en algunos casos, cargado de emoción: “Ya era hora de que saliéramos a la calle”. Unos mensajes que los asistentes han expresado de forma indistinta en castellano y catalán.

Uno de los momentos más emotivos de la marcha se producía cuando los manifestantes pasaban junto a la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Cataluña --situada en la Via Laietana-- y muchos de ellos saludaban y homenajeaban con flores y banderas a los agentes situados a las puertas del edificio.

Vargas Llosa

La cabecera de la manifestación ha tardado dos horas en llegar al escenario situado en el punto final del recorrido, en la avenida del Marquès de l’Argentera, muy cerca del Parlamento de Cataluña.

Mario Vargas Llosa y Josep Borrell han protagonizado los discursos. El premio Nobel de Literatura ha lanzado un duro alegato contra el nacionalismo, del que ha recordado que “ha llenado la historia de Europa y del mundo de guerra, sangre y cadáveres”.

Vargas Llosa ha asegurado que la libertad, el Estado de derecho y la democracia “están aquí para quedarse, y ninguna conjura independentista las destruirá”. El escritor ha hecho un llamamiento para que Cataluña “vuelva a ser la locomotora de la prosperidad de España” y su “capital de la cultura”. Y ha cerrado su intervención con un “viva la libertad, visca Catalunya y viva España”.

Josep Borrell

Por su parte, el expresidente del Parlamento Europeo y exministro socialista ha denunciado que “la convivencia está rota” en Cataluña y ha animado a recomponerla. Mostrando una bandera de la UE, ha señalado: “Esta es nuestra estelada” (en referencia a sus estrellas), lo que le ha dado pie para lanzar un discurso proeuropeo.

manifestacion barcelona 04Borrell ha denunciado que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, haya dicho que “los que votan a determinados partidos no son catalanes”. Y se ha preguntado: “¿Cómo es posible que tengamos un conseller que diga que los que no quieren un referéndum de independencia no son ciudadanos sino súbditos?”

El expresidente del Europarlamento también ha exigido establecer “un control democrático de los medios de comunicación públicos” catalanes, a los que ha tildado de “vergüenza democrática”. El expolítico ha cargado contra las "mentiras” lanzadas por los dirigentes nacionalistas “para aumentar los sentimientos de agravio”. Finalmente, ha rechazado los boicots, ha reprochado a los empresarios que no se hayan posicionado antes contra el procés, ha recordado que el derecho internacional no avala la secesión unilateral ni los referéndums independentistas, y ha hecho un llamamiento a recuperar el sentido común.

Manifiesto

El acto ha terminado con la lectura de un manifiesto promovido por SCC, y en la que han participado, entre otros, el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo; la jurista Teresa Freixes y el profesor de derecho constitucional Francesc de Carreras.

El texto reclama acabar con la “marginación” de los catalanes no nacionalistas, con la utilización política de los niños en los colegios y con la “confrontación”, la “confusión” y el “dolor” de la población catalana por el 1-O. Además, hace un llamamiento al “sentido común” y alerta de “los riesgos del proceso independentista”, entre ellos, el de “vulnerar el sistema de derechos y libertades”, “quebrar la convivencia” y expulsar a las empresas.

Políticos asistentes

Entre los asistentes a la manifestación estaban el presidente de C’s, Albert Rivera; la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat (PP); el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (PP); el miembro de la mesa del Parlament David Pérez (PSC); la líder de C’s en Cataluña, Inés Arrimadas; el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol; el exministro socialista Celestino Corbacho; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y la vicesecretaria del PP y diputada en el Parlament Andrea Levy.

TV3 'roba' la señal a TVE

A modo de anécdota, cabe reseñar un sorprendente conflicto. Pasadas las 12 del mediodía, los servicios técnicos de TVE-Cataluña (ubicados en Sant Cugat) detectaron que TV3 estaba utilizando su señal sin haber pedido permiso para ello.

Cuando un alto directivo de TVE que se encontraba en la marcha ha sido informado del pirateo, su respuesta ha sido la siguiente: "Si eso va a servir para que difundan las imágenes de la manifestación, bienvenido sea". Y TV3 ha seguido usando imágenes de TVE.