Menú Buscar
El cónsul general de EEUU en Barcelona, Marcos Mandojana, en la noche electoral en la capital catalana / CG

Catalanes deslumbrados con la fiesta de la democracia estadounidense

Más de 400 personas asisten en el seguimiento de la noche electoral que organiza el cónsul general, Marcos Mandojana, en el hotel Majestic

6 min

El hotel Majestic ha sido de nuevo el epicentro de una noche electoral en Cataluña, aunque esta vez por seguir unos resultados electorales que han empezado a llegar de madrugada y con un ambiente mucho más relajado y distendido que en fechas anteriores. El cónsul general de EEUU en Barcelona, Marcos Mandojana, ha reunido a una muestra muy significativa de la clase política catalana que le han arropado mientras avanzaba la noche electoral.

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, en el 'photocall' / CG

Al final, más de 400 personas han seguido el avance electoral desde el hotel de Paseo de Gràcia. A partir de las 11 de la noche, la hora de apertura de puertas, ha habido colas para entrar en el recinto que había sido adecuado para la ocasión. Un photocall con los dos candidatos, Hillary Clinton y Donald Trump, chapas de los dos partidos, pegatinas y la bandera de la barra y las estrellas. Muchas banderas, ya que una fiesta americana no lo es tal si no se llena la sala de rojo, blanco y azul.

Pegatinas para reivindicar que sí se ha votado / CG

Productos ‘made in USA’ y urna ficticia

Tampoco lo es sin productos americanos, y tampoco han faltado en el Majestic. Un corner en el que se servían combinados del whiskey de Teenesse, Jack Daniel’s; todos los refresco de Pepsico (recuerden, Coca-Cola es más famosa en esta parte del Atlántico que en la otra), máquina de palomitas y dulces. El toque mediterráneo lo han puesto los vinos Torres, otro de los patrocinadores de la noche electoral.

Colas ante la máquina de palomitas que ha estado encendida durante toda la noche electoral / CG

Los presentes han podido votar en una urna ficticia en la que Hillary Clinton ha asumido con facilidad la Casa Blanca (Trump ha sido tercero, le ha adelantado el verde Jill Stein) antes de que se publicaran los resultados oficiales. ¿La han votado americanos? Más bien catalanes deslumbrados por la fiesta de la democracia estadounidense. Los electores de ese país desplazados en Barcelona han aparecido de forma intermitente en el Majestic desde otros puntos de encuentros de la ciudad.

Puigdemont, Mas, Forcadell y medio CDC

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido uno de los más puntuales. Le ha acompañado la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y buena parte de sus consejeros y altos cargos del partido.

De izquierda a derecha, Helena Rakosnik; Alberto Fernández Díaz; Enric Millo, Carles Puigdemont y Marcos Mandojana / CG

Su predecesor en el cargo, Artur Mas, y su esposa, Helena Rakosnik, han saludado y hablado de forma distendida con todos los que se le acercaban. También ha estado presente el consejero de Cultura, Santi Vila; la de Administraciones Públicas, Meritxell Borràs; el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull, acompañado de su hija; la coordinadora general de CDC, Marta Pascal; o el director general de Mossos d’Esquadra, Albert Batlle.

Ambiente distendido

El ambiente entre ellos y los presentes ha sido distendido. Se les ha visto comentar la jugada con Xavier Cima --no ha estado acompañado de su esposa, Inés Arrimadas, una ausencia que se ha comentado en los pasillos-- y de Roger Montañola, impulsor del movimiento liberal Lluires tras su paso por Unió.

Una de las asistentes a la noche electoral / CG

También han estado presentes en el acto la delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna, junto al portavoz del grupo parlamentario del PP, Enric Millo, y el líder del partido en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernánez Díaz. La presencia del resto de partidos ha sido más discreta, con presencias destacadas como la de la secretaria general de ERC, Marta Rovira, o la del presidente del PSC, el alcalde de Lleida Àngel Ros.

La nota internacional la ha puesto el síndico general de Andorra, un cargo equivalente a la del presidente del Congreso del país vecino, Vicenç Mateu.

"Momentos complicados"

El presidente de la Generalitat ha sido el primero en pronunciarse este miércoles uan vez se han conocido los primeros resultados. Puigdemont ha llamado a prepararse para una época "enormemente complicada".

En un apunte en Twitter ha apuntado: "Nos tenemos que preparar para una época enormemente complicada e incierta. Aun más".

El máximo responsable del Ejecutivo catalán ha hecho el comentario citando un mensaje del Finantial Times que mostraba que con la victoria en Pensilvania, Trump obtiene 267 votos, a tres del límite, gracias a los 20 electores que le confiere su triunfo.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha llamado a "unir fuerzas" para defender la democracia tras la victoria del magnate Donald Trump. "Se dibuja un nuevo mundo donde más que nunca habrá que unir fuerzas en la defensa literal de la vida, la democracia y los derechos humanos", ha sostenido a través de la red social. El miembro de la misma confluencia, Xavier Domènech, ha atribuido la victoria al "monstruo neoliberal": "La globalización neoliberal, la defensa del establishment como única alternativa y el "no hay alternativa" produce monstruos".