Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antoni Castellà, líder de Demòcrates y exsecretario de Universidades de la Generalitat / EP

Castellà, Castellanos y Español, referentes del independentismo

El líder de Demòcrates defiende la "unilateralidad" y la "confrontación" pese a sus "altos costes" y el segundo alardea de haber hablado sólo en catalán en Francia

4 min

El procés independentista ha dado alas a un fenómeno que, hasta hace pocos años, permanecía semioculto, camuflado, o no se quería ver, en la sociedad catalana: el ultranacionalismo. Las redes sociales, determinados medios de comunicación afines a la Generalitat y la actitud de no pocos dirigentes políticos de la misma han contribuido a que afloraran, ya sin disimulo, las opiniones más radicales y excluyentes de forma definitiva. Desde las del president Quim Torra y su consejera de Cultura, Mariàngela Vilallonga menospreciando, por ejemplo, la lengua castellana, hasta los innumerables exabruptos hispanófobos de ciudadanos anónimos o semidesconocidos.

La radicalidad del independentismo catalán ha dado pie, incluso, a fenómenos curiosos. A modo de anécdota, llama la atención que entre sus simpatizantes figuren nombres como los de Antoni Castellà, líder de Demòcrates; Roger Castellanos, miembro del Secretariado Nacional de Poble Lliure y exdirigente de la CUP; o el excandidato al Senado de JxCat Roger Español.

Independencia con "altos costes"

Castellà, que durante su mandato como Secretario de General de Universidades de la Generalitat abanderó la mayor subida de tasas universitarias de toda España, se despachó esta semana con unas declaraciones en el diario La Vanguardia en las que defendía con vehemencia su apuesta por la "confrontación" con el Estado y "la vía unilateral" hacia la independencia, aunque ésta tenga unos "costes altísimos" para la población catalana. Algo que, a tenor de sus palabras, no parece importarle demasiado, pues ya incidió en ello otras veces en el pasado.

El "puta España" de un exdirigente de la CUP

Castellanos, a la sazón delegado del sindicato nacionalista Intersindical y exmiembro del Secretariado Nacional de la CUP, ha protagonizado en los últimos días una singular polémica cuando, en línea con la posconvergente Vilallonga, exigió a sus simpatizantes "hablar siempre catalán" en los "países catalanes" (sic), y no en otra lengua. Para lo cual se puso a sí mismo como ejemplo alardeando de "no haber pronunciado ni una sola palabra en francés" en un viaje al sur de Francia, región que él denomina "Capcir" o "Cataluña norte" (sic).

El fundamentalismo de Castellanos generó cierta hilaridad en Twitter, pero también algunos insultos hacia su persona, ante los cuales replicó con otra ofensa del mismo nivel: "Puta España".

Español, por su parte, fue candidato al Senado por JxCat, después de haber sufrido la mutilación de un ojo por culpa del lanzamiento de una pelota de goma por parte de la Policía durante la jornada del referéndum ilegal del 1-O. Se quedó a las puertas de obtener escaño y posteriormente hizo campaña con el Front Republicà.