Menú Buscar
Un concierto en el Palau de la Música, imagen de archivo / EFE

La policía afirma que Ferrovial financió ilegalmente a CDC a través del Palau

Un inspector de la UDEF está “completamente seguro” de las “comisiones ilícitas”

4 min

Llegó el turno de la policía en el juicio del caso Palau. Un inspector jefe de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) de la Policía Nacional ha afirmado este martes ante el juez que está “completamente seguro” de que Ferrovial financió ilegalmente a CDC con “comisiones ilícitas”.

En su declaración, en condición de testigo y perito, ha ratificado el contenido de un informe que elaboró en febrero de 2012. En él concluía que Ferrovial usó empresas intermediarias “como capas de cebolla interpuestas” para hacer llegar comisiones ilícitas a CDC.

"Completamente seguro"

El documento dejaba en el aire la posibilidad de que hubiera desvíos de fondos hacia CDC desde otras constructoras o empresas de servicios de agua y autopista que podrían haber participado en concursos y adjudicaciones “cuyo resultado pudiera estar viciado por estas aportaciones”.

El policía, ante la pregunta de Xavier Melero, abogado del tesorero de CDC Daniel Osàcar, ha afirmado: "Sobre Ferrovial, mi conclusión es que las donaciones no son tal, se trata de una comisión ilícita que en este caso, para mí, servía luego para financiar al partido político. En el caso de Ferrovial estoy completamente seguro".

Unidad de caja

Por el contrario, el inspector incluyó las conjeturas sobre otros desvíos a raíz de su conocimiento "por fuentes públicas" y porque eran cuestiones que se habían debatido en el Parlament, aunque no hizo una investigación específica.

En el mismo informe se explica que hay distintos organismos que "gravitan" en torno a CDC, como la Fundación Trias Fargas (hoy CatDem) o la Fundación Fórum Barcelona, que funcionaban bajo el principio de "unidad de caja". "Esto explicaría la frecuente concesión de préstamos entre estos y las transferencias de fondos, muchas de las cuales se amparan en supuestas prestaciones de servicios, ejecutadas por CDC para justificar unas crecientes partidas financieras recibidas".

Facturas falsas

El testigo ha detallado, a pregunta del fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez-Ulled, que durante el periodo analizado (2002-09) comprobó que la Fundación Trias Fargas concedía "créditos ficticios" a CDC para "desviar liquidez" con el objetivo de financiar al partido. La deducción se produjo porque las devoluciones siempre se hacían en imposiciones en efectivo, "lo que no es habitual”.

Además de este "primer circuito o flujo financiero", el inspector también sostiene en su informe la existencia de "facturas falsas" para amparar el trasvase de fondos al partido, mediante supuestos pagos a servicios de proveedores "que no se habían prestado".

Relación entre las comisiones y la adjudicación de obra pública

Posteriormente, a partir de los manuscritos intervenidos en el Palau, el inspector estableció una "relación" entre los donativos de Ferrovial al Palau de la Música "con obras públicas que se habían adjudicado" a la constructora.

"En función de ese dinero que llegaba a las instituciones del Palau, posteriormente se derivaba, mediante convenios de colaboración suscritos entre la Fundación Trías Fargas y el Palau, a CDC", ha indicado el inspector.

El testigo también detectó una "cierta excepcionalidad" en los vínculos económicos entre CDC y sus fundaciones y las mercantiles Mail Rent, New Letter y Letter Grafic.