Menú Buscar
Los expresidentes de la Junta de Andalucía, Griñán y Chaves, conversan en el banquillo de los acusados en el inicio del juicio por el ’caso ERE’ en diciembre / EFE

'Caso de los ERE': seis años de cárcel para Griñán y nueve de inhabilitación para Chaves

Gaspar Zarrías y la exministra Magdalena Álvarez también han sido inhabilitados en una condena que afecta a cuatro exconsejeros del PSOE

3 min

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a seis años de cárcel y 15 años de inhabilitación al expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán. Su antecesor en el cargo, el también socialista Manuel Chaves, no deberá entrar en prisión, aunque hará frente a una inhabilitación de neuve años. Estas son las penas más sonadas de la sentencia de la pieza política del caso de los ERE que se ha dado a conocer este martes. 

Caso de los ERE / EUROPA PRESS

El tribunal ha condenado a la práctica totalidad de la cúpula socialista en Andalucía durante los últimos 20 años. La sentencia, dada a conocer esta mañana, también contempla una pena de inhabilitación para la mano derecha de Chaves, el exconsejero de presidencia Gaspar Zarrías, y la exministra de Fomento con José Luís Rodríguez Zapatero Magdalena Álvarez

Condenas a otros cuatro consejeros

Griñán es el que se lleva la condena más alta. Los magistrados también solicitan cárcel para otros cuatro consejeros de los más significativos de los gobiernos del PSOE de Andalucía. Se trata de José Antonio Viera, exsecretario general del partido de Sevilla y exconsejero de Empleo; su sucesor, Antonio Fernández; Francisco Vallejo, responsable del departamento de Empresas y Carmen Aguayo, sucesora de Griñán en Hacienda.

El resto de altos cargos socialistas han recibido penas de inhabilitación. Sólo han sido absueltos de la causa dos de los 21 acusados. Ambos funcionarios: el exInterventor de la Junta, Manuel Gómez Martínez, y el letrado de la administración autonómica, Francisco del Río.

El fallo de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla es recurrible ante el Tribuna Supremo. Aún no se trata de una condena en firme.