Menú Buscar
Pablo Casado, líder del PP, y el presidente de los populares catalanes, Xavier García-Albiol, en la junta directiva del partido / PP

Casado pospone la renovación del PP catalán hasta después de las municipales

El líder de los populares quiere cimentar bien el partido en el ámbito territorial, pero la formación catalana languidece con Albiol entregado a recuperar la alcaldía de Badalona

4 min

La renovación del PP catalán puede esperar. Así lo cree Pablo Casado, quien se ha propuesto cimentar bien el partido en el ámbito territorial. “No se puede permitir ningún fallo en los inicios de su liderazgo y abrir una crisis ahora en Cataluña es lo menos aconsejable”, explican fuentes populares. De ahí que los congresos autonómicos del PP, que debían celebrarse antes de fin de año, se hayan pospuesto hasta después de las elecciones municipales. El partido da por hecho que el actual presidente del PPC, Xavier García Albiol, volverá a ganar la alcaldía de Badalona (Barcelona), de la que fue desbancado en las elecciones de 2015. Y ese será el momento ideal para abordar su sustitución.

De hecho, Albiol ya está entregado a ese cometido, lo que mantiene al PP sin rumbo ni estrategia. El batacazo sufrido por el partido en las elecciones del 21D, donde solo ganó cuatro diputados y quedó relegado al grupo mixto, ha reducido el margen de maniobra parlamentaria. “Pero se pueden hacer cosas. Hay estructura territorial, cosa que Ciudadanos no tiene. Lo que ocurre es que no hay coordinación”, confiesan desde el partido.

Buscando culpables

Algunos dirigentes culpan al responsable de organización, Alberto Fernández Santiveri, de ese caos. Pero lo cierto es que la acumulación de cargos también tiene mucho que ver en esa parálisis. Mientras Andrea Levy, diputada en el Parlament, formaba parte de la ejecutiva nacional, Santi Rodríguez debe compatibilizar su cargo de parlamentario --algo que siempre ha hecho con eficacia-- con la secretaría general del PPC. Por su parte, Alejandro Fernández, uno de los nombres que siempre han sonado para sustituir a Albiol –un amplio sector del partido le apoya--, ha visto frustrada esa expectativa.

Apoyó explícitamente a Casado durante las primarias del PP, pero la rivalidad con Dolors Montserrat, otra candidata a liderar el partido, se mantiene. Montserrat, que se posicionó con María Dolores de Cospedal, está ganando una importante cuota mediática tras ser elegida portavoz del PP en el Congreso. Incluso ha sonado como posible candidata a la alcaldía de Barcelona en sustitución de Alberto Fernández. Pero su entorno lo niega, recuerda que reside en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona) y que es posible que sea un independiente el elegido. Entre otras cosas porque son pocos los que se quieren arriesgar a sufrir un varapalo en la pugna barcelonesa.

Cs hace leña del árbol caído

Por el contrario, los populares catalanes creen que puede haber "efecto Casado" en unas autonómicas catalanas y mejorar los resultados.

En el ámbito parlamentario, Ciudadanos hace leña del árbol caído. “El PP se ha ausentado en algunas comisiones y eso ha provocado que se pierdan votaciones frente a los independentistas”, afirma una diputada de la formación naranja. “Si Cs nos hubiera cedido un diputado para evitar que fuéramos al grupo mixto, quizá llegaríamos a todo”, replican desde el PP.

Destacadas en Política