Menú Buscar
Pablo Casado, presidente del PP / EFE

Casado denuncia la "kale borroka" en Cataluña y avisa: "El PP va a poner orden"

El líder del PP insiste en aplicar "un 155 duradero" y nombrar a los 'consellers' desde Madrid

5 min

Pablo Casado ha denunciado este jueves la tensión que, a su juicio, se vive en Cataluña, calificando de "kale borroka" los enfrentamientos del pasado 1 de octubre entre grupos de radicales independentistas y Mossos d'Esquadra a las puertas del Parlament. El líder del PP asegura que, cuando su partido regrese al Gobierno, "va a poner orden", y aplicará el artículo 155 de la Constitución de forma "amplia y duradera".

"Lo que está pasando en Cataluña es un circo con tres pistas, y en cada pista está cada uno de los partidos independentistas", ha manifestado Casado. En su opinión, alguna de estas formaciones "ya está rozando la ilegalidad por haber jaleado y amparado actos violentos en los que vimos como se apaleaba a policías, a guardias civiles, y se intentaba asaltar un Parlamento democrático".

Torra, "rehén de los radicales"

Para Casado, las "peores escenas que se han vivido en Europa" en los últimos tiempos se están produciendo ahora en Cataluña. "Y parece que nadie se ruboriza, salvo el PP y algún otro partido", ha declarado, tras participar en Madrid en un debate sobre la Iglesia en la sociedad democrática organizado por la Fundación Pablo VI y la Conferencia Episcopal.

El líder del PP cree que la división entre los independentistas se debe a que Quim Torra no tiene mayoría y es "rehén" de "los radicales" y del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, al que define como "prófugo de la justicia".

"155 duradero" 

Casado lamenta que esos "radicales" estén "alentando la kale borroka en Catalunya". "El otro día vi una pancarta en la que ponía 'Visca Terra Lliure'. Es decir, una pancarta que decía que vuelva el terrorismo a Catalunya", ha añadido. A su juicio, ese tipo de eslóganes los exhibían jóvenes de la CUP, de Arran y de los Comités de Defensa de la República (CDR).

Por todo ello, Casado ha advertido de que cuando el PP gane las elecciones generales y vuelva al Gobierno, "va a poner orden", aplicando el artículo 155 con carácter "duradero" y con consellers "nombrados por el Gobierno de la nación española".

Plantear ilegalizaciones

Mientras eso no ocurre, Casado se compromete a plantear medidas como tipificar en el Código Penal las convocatorias ilegales de referéndums, y fiscalizar la actividad de los partidos por si alguno "cruza la línea de la ilegalidad" y se puede plantear su ilegalización, en base a la ley de partidos.

Casado, asimismo, ha insistido en exigir al presidente Pedro Sánchez que convoque elecciones "cuanto antes", más aún después de los "últimos acontecimientos en Cataluña".

"El Gobierno se cae a trozos"

"El Gobierno se cae a trozos. Ya no da más de sí, y cuando se convoquen elecciones mi responsabilidad es tener al PP listo para ganarlas", ha manifestado. Su deseo es obtener una mayoría amplia para "no repetir un sistema multipartidista como el que hizo de la anterior legislatura un fracaso". "Hay que volver a mayorías suficientes para poder legislar y reformar España", ha señalado.

Durante el acto, por otra parte, Casado ha reivindicado el papel de la Iglesia como una institución que puede ser "eficaz" en la gestión de recursos públicos, y considera que puede encargarse de algunos servicios en la sanidad, la educación y la atención a personas.