Menú Buscar
Los Mossos d'Esquadra, durante la intervención policial contra los CDR en Barcelona / EFE

Cargas policiales para dispersar a los CDR en Barcelona

Los radicales han cercado la Jefatura Superior de Policía y han lanzado objetos hasta que los Mossos d'Esquadra han intervenido

Elena Burés / Ignasi Jorro
26.10.2019 20:13 h.
4 min

Los Mossos d'Esquadra han cargado ante miles de manifestantes independentistas que han cercado hoy sábado la Jefatura Superior de Policía en Barcelona. Los CDR han reunido a cerca de 10.000 personas ante la sede policial y han arrojado objetos contra los agentes que custodiaban el edificio hasta que han provocado una respuesta policial.

En esta ocasión, la marcha independentista había podido bajar por la Via Laietana. Los activistas ocuparon varios tramos de esta calle y se apostaron ante el edificio. En un momento de la marcha, tres furgonetas de la Policía Nacional surcaron el mar de manifestantes, lo que provocó una respuesta violenta de los extremistas. Acudieron raudos efectivos de la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra, que abrieron paso al convoy entre una intensa lluvia de objetos e insultos. Los vehículos, finalmente, pudieron llegar a destino entre gritos, lanzamientos y empujones. Poco después, a las 21:00 horas, los Mossos cargaron para alejar a los manifestantes.

Varios detenidos

Antes, los CDR se habían envalentonado y habían mantenido la posición ante Jefatura. Se concentraron allí con el fin de "devolver las pelotas de goma" a los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía. Hubo más. Los secesionistas arrojaron esféricos de toda forma y dimensión al inmueble, pero también piedras, huevos, botellas y pintura. Algunos de ellos provocaron a los efectivos policiales tratando de abrir las furgonetas aparcadas, mientras que otros cegaron a los agentes con láseres.

Los vigilaban de cerca líneas policiales de Mossos d'Esquadra y Policía Nacional, que mantuvieron una actitud cauta ante unos radicales que señorearon la arteria rodada barcelonesa. Muchos de los manifestantes procedían de la marcha anterior que habían convocado la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural en la calle Marina, y que ha congregado a unas 350.000 personas, según la Guardia Urbana. Se les agotó la paciencia a los agentes a las 21:00 horas, cuando cargaron para dispersar a unos radicales cada vez más violentos. Los efectivos policiales han usado sus porras y proyectiles de foam. También se han producido varias detenciones.

Graves incidentes

Las algaradas de los CDR ante la Jefatura de Via Laietana de Barcelona ha llegado ocho días después de que el mismo colectivo participara en los graves enfrentamientos en la parte alta de la vía, y que se saldaron con decenas de heridos, entre ellos un efectivo policial lastimado grave por el lanzamiento de una piedra.

Tras aquel episodio, los Comités han protagonizado otras marchas ante la sede del Departamento catalán de Interior o la plaza de España, entre otras ubicaciones. En el primer caso lanzaron pintura contra los Mossos que protegían la Consejería, mientras que en el segundo vertieron jabón lavaplatos Fairy a la fuente monumental del lugar.