Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ester Capella, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Tortosa, Meritxell Roigé, ante el monumento franquista / CONSELLERIA DE JUSTICIA

Capella pide a la alcaldesa de Tortosa que no entorpezca la retirada del monumento franquista

La 'consellera' de Justicia acusa a Meritxell Roigé, del PDECat, de "intentar evitar su retirada"

3 min

La consellera de Justicia, Ester Capella, ha pedido por carta a la alcaldesa de Tortosa Meritxell Roigé (PDECat), que "desista de maniobras burocráticas" para impedir "por la puerta de atrás" la retirada del monumento franquista del Ebro, pendiente de una licencia municipal.

Capella responde en su carta a la propuesta que el pasado mes de diciembre le planteó Roigé para que, aprovechando la pilastra que sostiene el monumento, el Departamento de Justicia hiciera posible la construcción de un puente en el río.

Los argumentos de la alcaldesa

La alcaldesa ya expresó sus reparos a eliminar el monumento franquista en la rueda de prensa del pasado 20 de noviembre en que Capella anunció su retirada y, tras hacer "una llamada al respeto mutuo", defendió que el monolito "forma parte de la ciudad", más allá de su origen.

El Departamento de Justicia pidió en noviembre al Ayuntamiento la licencia de obras necesaria para que los técnicos puedan entrar en el río a desmontar el monumento -el mayor vestigio franquista de Cataluña, inaugurado en 1966 para conmemorar la Batalla del Ebro- con la intención de iniciar las obras el próximo verano, pero el Ayuntamiento aún no la ha tramitado.

El reproche de Capella

En su misiva, Capella contesta a Roigé que no es necesario que "aplauda" la iniciativa del Govern respecto al monumento franquista, pero le agradecería que "desista de maniobras burocráticas para entorpecer, dilatar o intentar evitar su retirada por la puerta de atrás".

"Lamento decirle que la construcción de puentes no forma parte de las competencias del Departament", espeta la consellera de Justicia, que recuerda que el proyecto de la Generalitat solo prevé eliminar "un monumento que ofende a las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo, porque enaltece a los vencedores y hace apología de la dictadura".

Competencia estatal

"Estoy convencida de que, en los próximos días, el Ayuntamiento concederá la licencia de obras que la Generalitat solicitó el 20 de noviembre, hace tres meses", prosigue la carta, que concluye: "Me gustaría contar con su complicidad".

Ester Capella recuerda además que es el Gobierno el que tiene la obligación de retirar el monolito, en virtud de una ley de memoria histórica aprobada en 2007, pero "los sucesivos ejecutivos de los últimos 14 años han permanecido con los brazos cruzados".

Destacadas en Política