Menú Buscar
Canal de Isabel II

El Canal de Isabel II cerró 10 filiales en julio por actividades ajenas a la gestión del agua

Ordenó la clausura de distintas sociedades en Latinoamérica hace nueve meses por las sospechas sobre el equipo anterior

3 min

El Canal de Isabel II ordenó el cierre inmediato de diez filiales en Latinoamérica por poca actividad o porque la misma no era “razonable y compatible” con la gestión del agua, el único cometido del organismo. Ocurrió hace nueve meses, en julio de 2016. Hoy, el juez ha ordenado la detención de 12 personas, incluido el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

Las actividades sospechosas fueron las razones que el presidente del Canal y consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, argumentó el 1 de julio ante los medios para justificar los cierres. En esos momentos, el Ejecutivo autonómico llevó a la Fiscalía Anticorrupción la desconfianza sobre la gestión del equipo anterior.

Emissao Engenharia e Construçoes

Garrido explicó que la acción que se desarrolla fuera de las fronteras españolas “debe de ser integrada en aquellas materias que son propias de competencia del Canal, que es la gestión del ciclo integral del agua, y no otras cosas, como pueden ser cobros”.

El presidente del Canal destacó entonces el nombre de la compañía Emissao Engenharia e Construçoes, de Brasil. El organismo, de hecho, trasladó a Anticorrupción todos los datos sobre la supuesta compra fraudulenta de esta empresa. La fiscalía investigaba desde 2015 la presunta corrupción en el Canal, unas pesquisas que se judicializaron en julio de 2016, momento en el que la Comunidad de Madrid le informó de sus sospechas.

Una veintena de filiales

Ahora, el juez Eloy Velasco ha ordenado 12 detenciones por delitos de prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios. La investigación se centra precisamente en si las operaciones desarrolladas se usaron para desviar dinero de los fondos públicos en beneficio propio.

Además de denunciar esas supuestas prácticas, el consejo de administración del Canal de Isabel II acordó elaborar dos informes de auditoría, uno por parte de los servicios internos del Canal y otro más exhaustivo --“equipo forense”-- relacionado con la compra de esta empresa brasileña.

En total, el Canal tenía una veintena de empresas filiales en Colombia, Ecuador, Panamá, República Dominicana y Brasil que lograron en 2015 un total de 19,21 millones de euros de beneficios, un 93% más respecto al año anterior, según dijo Garrido en verano.