Menú Buscar
Joan Canadell, nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y de Turisme de Barcelona / CG

Canadell quita importancia al impacto de un paro de país

El presidente de la Cámara de Comercio calcula que una huelga general exitosa contra la sentencia del 1-O apenas supondría el 0,15% del PIB catalán

01.10.2019 10:21 h.
4 min

El presidente de la Cámara de Comercio Barcelona, Joan Canadell, ha defendido este martes, cuando se cumplen dos años después del 1-O, que si la sentencia del proceso independentista no es absolutoria "será vergonzoso y lógicamente tendrá que tener una respuesta contundente".

"Cualquier sentencia que no sea absolutoria requerirá una respuesta porque todos sabemos que los presos lo son por haber defendido de manera pacífica y democrática aquello que la mayoría de votantes decidieron en las urnas", ha sostenido Canadell en un artículo en El Punt Avui.

Acciones coordinadas

Canadell resaltado que la sociedad civil, incluidos los empresarios, tendrán que decidir cuál tiene que ser la respuesta a la sentencia: "Decidir como representante de los empresarios cuál tiene que ser la respuesta que hay que dar no es fácil porque seguro que hay visiones para todo". Desde la Cámara de Barcelona consideran que un paro de país no tiene "por qué ser necesariamente bueno o malo 'per se'" y que depende de lo que se pretenda y de la estrategia que haya detrás.

"Si es una medida fruto de la unidad de partidos y asociaciones de la sociedad civil y, sobre todo, si hay un objetivo y una planificación sobre qué hacer después, nosotros estaríamos probablemente de acuerdo", ha recalcado. No obstante, no ha recomendado "hacer un paro como reacción en caliente y sobre todo sin coordinación".

Los cálculos de Canadell

Canadell ha indicado que un día de paro podría suponer un 0,44% del PIB, si el paro fuera del 100% de la actividad, durante 24 horas y sin que nada de lo que se deje de hacer no se pueda recuperar en días posteriores, lo que ha remarcado que "parece casi imposible". "Estimamos que el efecto real del paro de un día no llegaría al 0,15% del PIB. Si fuesen dos o tres días, podríamos hablar de entre tres y máximo cinco décimas del PIB. No es una cifra desestimable, pero no es nada comparado con el 8% anual que los últimos informes del Ministerio de Economía fijan como déficit fiscal con el Estado".

Contra Foment

Ha criticado que "el presidente de una patronal catalana" dijera que no se puede parar la economía un día con un paro de país alegando que eso puede frenar la actividad en un momento de recesión. Canadell se refiere a Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment de Treball, aunque Josep González, de Pimec, también se ha opuesto a ese tipo de protesta.

"Decir que no se puede parar la economía un día, cuando todos sabemos que los presos políticos están en la cárcel por haber defendido un Estado como única opción para solucionar definitivamente este déficit, dice muy poco de aquellos que pretenden defender la empresa catalana".