Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestación de los sindicatos docentes en Barcelona en la última jornada convocada de huelga / EUROPA PRESS

Cambray y los sindicatos llegan a un acuerdo para desconvocar las huelgas educativas

La parte social acepta la propuesta de Educación de incorporar 3.500 profesores de refuerzo a partir del 1 de enero de 2023 para reducir la hora lectiva en primaria y secundaria

5 min

El nuevo curso arrancará con normalidad. A pocos días de la vuelta a las aulas, los sindicatos y el Departamento de Educación han firmado la paz llegando a un acuerdo sobre la reducción de la hora lectiva en primaria y secundaria para el 1 de enero de 2023. Así pues, el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, da respuesta a una de las principales reclamaciones de los docentes. Tras este entendimiento, al que han llegado en una reunión que ha durado más de dos horas y con la mediación de la Consejería de Trabajo, se cancelan las huelgas previstas para el 7 y 28 de septiembre.

La propuesta permitiría incorporar 170 millones de euros en el sistema educativo y la contratación de 3.500 nuevos profesionales de refuerzo. Es decir, que los docentes dejarían de hacer una hora lectiva semanal para dedicarse a tareas de coordinación en los centros educativos.

Los representantes de los sindicatos educativos anuncian un acuerdo con Cambray / CCOO
Los representantes de los sindicatos educativos anuncian un acuerdo con Cambray / CCOO

Fin a un conflicto enquistado

De esta forma, las dos partes ponen fin a un conflicto educativo que lleva meses enquistado a raíz del anuncio del presidente de la Generalitat Pere Aragonès y el conseller Cambray, que anunciaron el avance del curso escolar al 5 y al 7 de septiembre en infantil y primaria y secundaria, respectivamente. Una medida que revolucionó a la comunidad educativa al haberse hecho, denunciaban, sin consenso.

Los representantes de los siete sindicatos consideran que el acuerdo es el resultado de las "movilizaciones" del curso pasado, cuando los profesionales convocaron varias jornadas de huelga que alteraron el calendario escolar. "Gracias a las movilizaciones ganamos una de las principales reivindicaciones" que, además, "tiene repercusión en la calidad educativa del alumnado".

Siguen las negociaciones

No obstante, desde la parte social avisan de que seguirán insistiendo para alcanzar mejoras laborales también en relación a otros puntos, como el retorno de los sexenios, los currículums, la escuela inclusiva o el calendario, entre otros. "Este primer acuerdo es un primer paso para lograr el resto de reivindicaciones que siguen encima de la mesa". En este sentido, advierten de que seguirán ejerciendo "máxima presión" para que Cambray "cumpla con su compromiso". 

Por eso, se emplazan a "seguir negociando" con la Consejería de Educación durante el primer trimestre. "Se firma un acuerdo firme no sujeto a alteraciones, no un preacuerdo como ofrecía inicialmente el Departamento", manifiestan. Y avisan de que las movilizaciones continuarán "si no se llega a un acuerdo durante las próximas semanas sobre estos puntos". 

Josep González Cambray, consejero de Educación del Govern de la Generalitat / EUROPA PRESS
Josep González Cambray, consejero de Educación del Govern de la Generalitat / EUROPA PRESS

Aun así, desde UGT lamentan que la propuesta llegue "tarde" y no se implemente hasta el próximo año: "Comenzar el curso con unos horarios que habrá que cambiar de aquí a cuatro meses es un trasiego innecesario para los equipos docentes y para nuestro alumnado".  

"Un acuerdo histórico"

Por su parte, el conseller ha sacado pecho de este acuerdo "histórico que no se produce desde hace más de 20 años". Según ha explicado, implica reducir una hora lectiva que se dedicará a "más tiempo de coordinación de calidad y a poder hacer una atención a las familias". "También facilita el debate pedagógico e iniciar un curso con la máxima normalidad posible", ha dicho en declaraciones a los medios. 

Aunque "no ha sido fácil", ha celebrado que el pacto supone "el inicio de una nueva etapa en el sistema educativo después de la pandemia", ha concluido Cambray.