Menú Buscar
Jordi Gual, presidente de Caixabank, y Gonzalo Gortazar, consejero delegado / G

Caixabank y Sabadell tranquilizan a sus clientes

Los dos bancos comunican que tienen previstas las medidas necesarias para asegurar los depósitos y los intereses de sus cuentacorrentistas

2 min

CaixaBank remitió ayer una nota interna a sus empleados en la que les comunica que "es importante comunicar proactivamente" a sus clientes su compromiso en la defensa de sus intereses, que "guiará las decisiones futuras que, en caso de ser necesario, hayan de tomarse", dice.

En la nota interna, titulada Huelga y manifestación en Cataluña, la dirección de l< entidad deja claro que "respeta" los derechos de huelga y manifestación de sus empleados y apunta que su "único objetivo" como entidad es "proteger en todo momento los intereses de sus clientes, accionistas y empleados, garantizando la integridad de los depósitos".

Decisiones futuras

Y recuerda que el compromiso con la defensa de los intereses de sus clientes ha sido la guía "a lo largo" de su historia y que dicho compromiso también "guiará las decisiones futuras que, en caso de ser necesario, hayan de tomarse".

Por su parte, el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, aseguró desde Oviedo que, ante la "inquietante" situación política que vive España, la entidad financiera cuenta con los instrumentos adecuados en el marco de la UE y del sistema de supervisión bancario europeo para proteger los intereses de sus clientes.

El foco de lo importante

"Si fuera necesario se tomarían las medidas suficientes", señaló Oliu tras subrayar que la actual coyuntura puede hacer "romper el foco de lo que realmente es importante" en un contexto económico global en el que los países "compiten" y la seguridad jurídica y la seriedad institucional resultan "fundamentales".

Oliu incidió en que las decisiones operativas del Sabadell se tomarán siempre siguiendo criterios comerciales para potenciar el crecimiento del banco en su mercado principal, el español, que representa el 70% de su actividad en la que Cataluña representa, a su vez, es el 15% de su negocio.