Menú Buscar
Imagen de archivo de Javier Burón durante una entrevista radiofónica

El turbio pasado empresarial de Javier Burón, gerente de Vivienda de Colau

El urbanista estuvo al frente de una de las filiales del grupo Zahoz, que ha dejado un reguero de problemas como impago de salarios e incumplimiento en la entrega de viviendas

02.02.2019 00:00 h.
8 min

El actual gerente de Vivienda de Ada Colau se embarcó en una fallida aventura empresarial de la que aún colean denuncias contra sus socios en juzgados de toda España. "Solo cobramos por nuestros servicios en la medida en la que mejoramos los resultados de las entidades que ayudamos a gestionar. Y somos el último proveedor en cobrar en los servicios que gestionamos", afirmaba entonces Javier Burón.

"El grupo de empresas Zahoz (dedicado a la gestión de servicios públicos --Zahoz Gestión-- y operaciones urbanístico-residenciales públicas --Habyco XXI-- y privadas cooperativas, así como a la hostelería-restauración --Zahoz Hostelería--, la producción agrícola --Campo y Tierra-- y la exportación --Jerte Fruit--, todo ello en varias comunidades autónomas de España y con cerca de 500 trabajadores) me ha ofrecido unirme a ellos. Yo he aceptado y hemos creado Urbania ZH Gestión”. Así lo anunciaba en su blog Javier Burón el 26 de mayo de 2012.

Un reguero de deudas

Burón es, probablemente, el fichaje técnico más importante de todo el mandato de Ada Colau. Hombre de perfil discreto, próximo a los nacionalismos vasco y catalán, llegó a Barcelona con prestigio como urbanista al servicio del Gobierno vasco, que también había trabajado desde una consultora privada para proyectos en el País Vasco y en Madrid.

Los exsocios de Burón en la red de sociedades Zahoz --en la que figuró a través de Urbania ZH Gestión como apoderado y administrador solidario de 2012 a 20015-- han dejado un reguero de deudas, quiebras y graves problemas en cooperativas de viviendas. Una de las compañías más punteras, Zahoz Gestión SL, está en concurso de acreedores con deudas de varios millones de euros. "Sigue abierto el concurso, pendiente de aprobar el plan de liquidación para proceder luego al reparto a los acreedores afectados si hubiera bienes", confirman a Crónica Global desde el despacho de la administradora concursal María Elena Sánchez. "Les obligamos a devolver el importe financiado para no ir a juicio", confirma un portavoz de Triodos Bank que fue una de las entidades que financió uno de sus proyectos.

Subvencionados por Madrid

"Los clientes de Zahoz Gestión son mayoritariamente administraciones públicas, además de fundaciones, entidades privadas y clientes particulares", explicaba Javier Burón en su blog. Esta sociedad, subvencionada por la entonces Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid y que ha ganado numerosas licitaciones en servicios externos de restauración y limpieza --incluso con el Ministerio de Defensa--, aparece incursa en varios procesos judiciales, denunciada por deudas e impagos a trabajadores.

"A los efectos de las presentes actuaciones; y para el pago de 821,65 euros de principal; 41,08 de intereses y 82,16 euros calculados para costas, se declara la insolvencia provisional total del ejecutado Zahoz Gestión SL, sin perjuicio de que pudieran encontrársele nuevos bienes que permitieran hacer efectiva la deuda aún pendiente de pago", dice el edicto publicado el 16 de agosto de 2018 por el juzgado de los social número 27 de Madrid.

Denuncias en toda España

Recoge una denuncia presentada por la trabajadora Azucena Maroto Jodar por impago de salario. Localizada por este diario, Maroto confirma que Zahoz Gestión SL nunca le abonó el salario, que tuvo que hacerlo el Fondo de Garantía Salarial y que entró a trabajar en esta sociedad para sustituir a otra trabajadora de la que tuvo noticia de que se le adeudaban 2.000 euros.

Desde Izquierda Unida se denunciaba el 13 de julio de 2016 el conflicto suscitado en la localidad de Cuéllar (Segovia) entre Zahoz Gestión SL, encargada de la limpieza de algunas instalaciones de la villa, y las trabajadoras contratadas por impago de salarios. "El impago de las nóminas de las mujeres encargadas de la limpieza llevaba un retraso de cinco meses. Desde el propio Ayuntamiento de Cuéllar tuvimos que comprarles hasta el material de limpieza que la empresa no les daba", recuerda Alberto Castaño, concejal por Izquierda Unida en el ayuntamiento de esta localidad segoviana.

Los pufos de una empresa familiar

Zahoz Gestión prestaba servicios públicos y de intervención social en áreas de educación, ocio, servicios sociales y sanitarios. Comenzó siendo una empresa familiar y llegó a contar con más de 100 trabajadores. Entre sus proyectos destacan la organización de campamentos de verano y también para las vacaciones de Navidad, la ampliación de los horarios en los centros escolares para que los padres puedan compatibilizar su trabajo --aquí tiene denuncias de profesoras de Torres de la Alameda (Madrid) por despido-- y la gestión de una escuela de música, danza y teatro en la Comunidad de Madrid, entre otros.

Uno de los conflictos más recientes vinculado a Zahoz Gestión lo protagonizaban los solicitantes de viviendas de Salzhenia. Cansados de los incumplimientos en la entrega de las viviendas unifamiliares colgaban una pancarta a la entrada de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid en la que rotulaban: “Estamos hartos. Cumple el contrato”.

La apuesta fallida

"No puedo ocultar que me hace mucha ilusión mi nueva aventura, pues, en cierto modo cierro un círculo. He sido asesor de parlamentarios, cargo y gestor público, letrado especializado en derecho público y académico amateur en el campo de las políticas públicas urbanas. Con este nuevo paso me convierto en empresario privado al servicio fundamentalmente del sector público. Mismo mundo, diferente rol. Y este nuevo papel era uno de los importantes que me faltaba por experimentar para poder tener una comprensión holística de la colaboración público-privada. Además, apuesto personalmente, pues con este paso vengo a decir que creo en lo que defiendo, hasta el extremo de arriesgarme a montar un negocio en línea con mis ideas", confesaba Burón en su blog al  anunciar esta oscura aventura empresarial.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información