Menú Buscar
miro ardevol

La burbuja inmobiliaria hunde al ultracatólico Miró i Ardèvol

El exconsejero del gobierno de Pujol pide ayuda a los socios de E-cristians, entidad que preside, porque el alquiler de esta sede ha subido un 40%

5 min

La subida del precio de los alquileres está provocando serios problemas al exconsejero de la Generalitat Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-cristians. El propietario del local donde tiene su sede esta asociación, situado en el exclusivo barrio de Pedralbes (calle Francesc Darder), ha aumentado el precio un 40%, lo que ha obligado a este ultracatólico a pedir ayuda a sus socios. De momento parece que la Iglesia catalana no está muy dispuesta a echarle una mano, a pesar de los numerosos locales que posee en Barcelona.

“Apreciado socio/socia. Quisiera pedir tu colaboración en un problema que nos ha surgido. El local en el que hace años que estamos nos ha pedido un incremento del 40% en el precio del alquiler, una subida que, además de ser desmedida, supera nuestras posibilidades”, explica el presidente de E-cristians en un mensaje enviado el pasado miércoles a sus socios al que ha tenido acceso Crónica Global.

miro ardevol sede

Inmueble donde está situada la sede de E-cristians

“Si nos puedes proporcionar contactos o información de un lugar adecuado, harás un gran servicio”, añade en su mensaje. A continuación, informa de las necesidades básicas de esta entidad: “Necesitamos un mínimo de 300 metros cuadrados, con ADSL dado que para nosotros internet es muy importante, y podemos pagar un máximo de 1.500 euros al mes. Somos unos inquilinos excelentes en comportamiento, y rigor en el pago, como se puede presuponer. Te agradeceré cualquier ayuda”.

Requerido por este medio, Miró i Ardèvol ha declinado valorar esta situación. Sí lo han hecho fuentes conocedoras de las relaciones del exconsejero y exdiputado con la Iglesia catalana, que califican de “difíciles”.

Ni con Sistach ni con Omella

En efecto, en ámbitos cristianos se asegura que Miró i Ardèvol no tenía buenas relaciones con el anterior arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, mientras que el perfil de su sucesor, Juan José Omella, le resulta demasiado progresista para el pensamiento ultracatólico del fundador de E-cristians, contrario al aborto –ejerció la acusación particular en el proceso judicial contra el doctor Morín--, el matrimonio homosexual y la eutanasia.

Era miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, pero este año el Papa Francisco lo suprimió y lo integró en otro organismo. “Se ha quedado sin mando en Roma. Tiene pocos amigos en la Iglesia. Para algunos, Miró i Ardèvol es demasiado carca. Para otros, muy catalanista. Otros le ven más próximo a una tercera vía”, afirman estas fuentes.

La evolución de este ingeniero agrícola es algo errática. Fue fundador de UDC, pero luego pasó a CDC. En 1988 fue elegido diputado del Parlament y nombrado consejero de Agricultura del gobierno de Jordi Pujol, cargo que ejerció entre 1984 y 1989. Entre 1999 y 2002 fue concejal en el Ayuntamiento de Barcelona. Posteriormente fundó E-cristians y el portal de noticias Forum Libertas.

De militar en CDC a pedir el voto para el PSC

En 2008 abandonó CDC porque, según explicó, no podía compatibilizar su rechazo a las parejas gais –apoyada por un sector de Convergència— con sus creencias católicas. El año pasado, Miró i Ardèvol protagonizó una nueva pirueta política al firmar un manifiesto de apoyo al candidato del PSC a las elecciones del 21D, Miquel Iceta.

E-cristians nació en 2001 “como respuesta a la constatación de una debilidad: la mínima presencia y aportación cristiana a la vida pública”, según informa en su página web. “Aunque los católicos representan un porcentaje destacado de la población, su influencia no ha llegado a las instituciones políticas quedando éstas huérfanas de propuesta, proyecto y relato, nacido de la concepción cristiana”, concluye.