Menú Buscar
La portavoz del Govern independentista de la Generalitat, Meritxell Budó (JxCat) / GOVERN

Budó acusa a Sánchez de alterar las reglas del juego con las mascarillas en el transporte público

El Govern lamenta que la orden del BOE que establece la obligatoriedad de usar protección, publicada a medianoche, dificultó poner en práctica la nueva norma

3 min

Meritxell Budó ha acusado a Pedro Sánchez de alterar las reglas del juego vigentes durante la pandemia. La portavoz del Govern ha señalado que poner en práctica la normativa publicada a medianoche en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que establece la obligatoriedad del uso de mascarillas en el transporte público y la ocupación del 50%, ha supuesto una gran "dificultad" para poder hacerlo efectivo en tan poco tiempo.

En la misma línea se ha pronunciado el conseller de Interior, Miquel Buch, quien, en la misma rueda de prensa telemática, este lunes, ha lamentado que también "a pocas horas de entrar en vigor, fue cuando se explicó cómo deberían abrir los locales comerciales". Según el titular del Departamento, fue el sábado, pasadas las 20:00 horas, cuando la Generalitat recibió un cargamento de mascarillas higiénicas "desde Madrid" y este domingo se montó un "dispositivo de máxima urgencia" para poder repartirlas esta mañana en los diferentes transportes del territorio, para cumplir así con la norma.

Competencias del Govern

Budó también ha reiterado la petición del Govern de recuperar las competencias que quedan centralizadas con la declaración del estado de alarma. La demanda de la Generalitat es o bien suspender su aplicación o adaptarlo para que sea la comunidad autónoma la competente en materia de gestionar el plan de desescalada.

"Pedimos el retorno de las competencias porque consideramos que quienes mejor pueden gestionar el desconfinamiento son los gobiernos de las comunidades autónomas", ha manifestado la consellera de Presidencia. Así lo trasladó, de nuevo, Quim Torra al jefe del Ejecutivo central este domingo, en la octava conferencia de presidentes autonómicos durante la pandemia.

Plan de desescalada

Otro de los reclamos del Govern ha sido el de fijar las áreas básicas de salud y las regiones como unidades territoriales del desconfinamiento y no las provincias, como ha establecido el Ejecutivo socialista. Una petición que estudia el Ministerio de Sanidad aunque todavía no ha aceptado.

Budó ha pedido prudencia ante el calendario que fija las fases de desescalada, y ha pedido que la presión social no lleve a precipitarse y rebajar las medidas de precaución. Tal y cómo ha detallado la responsable de Salut, Alba Vergés, pese a la reducción de los contagios por coronavirus, los pacientes ingresados en la UCI por esta dolecia --575 personas-- ocupan el 56,3% de su capacidad triplicada. Es decir, una cifra que supone el 136% de su capacidad habitual, anterior a la pandemia. Motivo por el que la consejera ha pedido "mucha precaución ante una situación extraordinaria del sistema sanitario catalán".