Menú Buscar
El consjero de Interior del Govern, Miquel Buch / EFE

Buch rechaza el Ejército: "Nosotros saldremos de esta, hay otras comunidades que lo necesitan más"

El consejero de Interior de la Generalitat asegura que Cataluña va "un paso por delante" que el resto de España

5 min

El consejero de Interior, Miquel Buch, ha mostrado su altivez este jueves en una entrevista en Radio 4, cuando ha rechazado la colaboración del Ejército durante la crisis del coronavirus porque, “por ahora, nosotros saldremos de esta y seguro que hay otros territorios que necesitan esta ayuda”.

El responsable de la seguridad en Cataluña asegura que no lo dice “como una crítica” pero insiste: “vamos un paso por delante”. Añade que “aquí tenemos el Procicat activado y hay otros territorios que no tienen estos planes desarrollados”, en algunos casos porque no tienen las competencias transferidas. “Delante de estos problemas tenemos la gestión y la capacidad de solucionarlos solos”, sentencia.

Buch rechaza el Ejército / CG

Material

Pese a estas palabras, Buch ha pedido ayuda al Gobierno para que les facilite el material de protección necesario para hacer frente al Covid-19 en los centros hospitalarios y otros equipamientos que lo demandan. “Hay trabajadores que requieren EPIs (equipos de protección individual) y queremos que tengan las herramientas necesarias”, admite.

El consejero se muestra más cauto a la hora de acusar al Ejecuitivo de requisar material de este tipo a Cataluña. Reconoce que la situación de estado de alarma, hace que el Gobierno “tenga la potestad de requisarlo y distribuirlo” allí donde más lo necesitan. “No cuestiono las medidas de si debe ir a una u otra comunidad autónoma”, asegura.

Competencias

El responsable de Interior catalán critica el hecho de que el Ejecutivo no quiera confinar Cataluña tal y como requiere el Govern, ya que considera que el real decreto aprobado “no es suficiente”. Entiende que “las medidas restrictivas se han de tomar ya”, aunque ya se hayan decretado. Aun así se muestra convencido de que el Estado “acabará tomando esta decisión drástica” que piden desde la Generalitat.

Buch aprovecha para recriminar al presidente, Pedro Sánchez, que “no ha optado por una solución federal”, sino que ha dejado a las comunidades autónomas supeditadas a ordenes superiores. “Solo pretenden que haya una subordinación al Gobierno de España”, valora.

Presos

El consejero sí aplaude en cambio que el Ejecutivo estudie dejar ir a casa a los líderes independentistas presos y al resto de reos del país que gocen de un permiso en aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario y del tercer grado. Considera que es una buena medida para evitar los contagios en las cárceles.

Pese a las diferencias, reconoce que las relaciones entre la Generalitat y el Estado son “fluidas” y que los responsables de Interior tienen una comunicación "más operativa" y que los responsables de Salud están más en contacto.

Delitos

Sobre la reducción de los delitos durante el estado de alarma, Buch reconoce que, al haber más gente en sus casas, han disminuido los robos en domicilios y que “el delito más frecuentado en Cataluña”, el hurto, baja porque no hay gente en las calles. Eso sí, “la actividad delictiva vira a otros sitios”, alerta, y pone enfásis en las estafas por internet y los falsos médicos a domicilio que aprovechan para robar en viviendas. "Los hechos delictivos han caído un 50%", ha segurado en Catalunya Ràdio.

Más preocupado se muestra en cuanto a los problemas de violencia machista y familiar, así como las dificultades que puedan tener las personas con problemas psicológicos e incluso sin ellas a los que el confinamiento les puede generar. En este sentido, el consejero recuerda quedarse en casa muchos días pueden causar afectaciones en la salud mental de las personas y trabajan “en los planes contingentes correspondientes”. Recuerda que existe un teléfono para acompañar a estas personas.