Menú Buscar
El conseller de Interior, Miquel Buch (c); el director de Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer (d), y el secretario de Interior de la Generalitat, Brauli Duart (i) / EUROPA PRESS

Buch defiende el dispositivo de los Mossos en los Premios Princesa de Girona

El consejero del Interior mantiene que la policía garantizó “todos los derechos de los manifestantes y de los asistentes” a la entrega de premios de los monarcas

05.11.2019 14:11 h.
3 min

El consejero del Interior catalán, Miquel Buch, ha defendido la actuación de los Mossos d’Esquadra que blindaron la seguridad de la entrega de premios de la Fundación Princesa de Girona que tuvo lugar el lunes a media tarde en Barcelona. Ha declarado que la presencia policial garantizó “todos los derechos de los manifestantes y los asistentes en el acto”, en este orden.

Atribuye a los propios asistentes la culpa de sufrir agresiones en la entrada en el Palacio de Congresos de Barcelona. Entre ellos, el concejal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, que fue insultado y escupido por los asistentes a la protesta independentista. Según Buch, estos invitados tuvieron “dificultades para acceder al recinto” porque no usaron los autobuses fletados por la organización del evento. “Lamento que no pudieran acceder, pero es evidente que no utilizaron los autobuses que estaban a su disposición”.

Derechos de los asistentes

Ha mantenido que en ningún momento se vulneraron los derechos de los asistentes porque sí disponían de maneras de entrar en el recinto en el que la Familia Real entregaba los galardones. “La demostración es que las personas que había en el acto accedieron con absoluta normalidad”.

Piden "guillotinas" para los Reyes. La manía de cortar calles / CG
Piden "guillotinas" para los Reyes. La manía de cortar calles / CG

De los 30 autobuses que la fundación había preparado sólo se usaron 10. El responsable de Interior catalán ha defendido que esta era la mejor opción para llegar al recinto porque facilitaba el acceso. “Que accedieran unos 1.300 coches era complicado”, ha destacado, en gran medida por el dispositivo policial.

Junta Electoral

Buch ha comparecido de nuevo junto al secretario general del departamento, Brauli Duart, y el director general de Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer. Ha asegurado que desalojarán la acampada de plaza Universitat si así lo “obliga” la Junta Electoral, extremo que ha sido descartado poco después de su comparecencia; y ha garantizado que la policía catalana garantizará los “derechos y la seguridad” de los catalanes durante la jornada electoral del 10N.

Con todo, ha recordado de nuevo que quien “tiene la responsabilidad y autoridad en un proceso electoral es la Junta Electoral". Eso sí, considera que si las protestas impiden la votación serán como un tiro en el pie para las aspiraciones independentistas. Ha asegurado que una acción en esta línea “iría en contra del proceso de autodeterminación” al que aspira los secesionistas.