Menú Buscar
El líder del PSC, Miquel Iceta, interviene en el Parlament / CG

Bronca entre Torrent y Ciudadanos, que le acusa de prevaricación

PSC y los comunes llaman a la reconciliación y avisan de "más bloqueo" si Jordi Sánchez, encarcelado, es investido; el PP habla de "guerra santa"

6 min

El pleno de desbloqueo de la legislatura comenzó en el Parlament con bronca entre su presidente Roger Torrent y Ciudadanos, que le acusó de prevaricación por haber admitido la tramitación de propuestas favorables a la ruptura catalana.

Abrió fuego el portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, quien calificó de “prevaricación” la decisión de la Mesa del Parlament de rechazar las peticiones de reconsideración de las enmiendas presentadas por Cs, PSC y PP contra las propuestas de resolución independentistas. El arranque recordó mucho a las traumáticas sesiones de la anterior legislatura, cuando se votaron las leyes de ruptura --las del referéndum y de transitoriedad-- y la DUI.

Torrent se mostró inflexible, no tuvo la paciencia y/o dudas de su predecesora, Carme Forcadell. El vicepresidente segundo de la Mesa, José María Espejo-Saavedra (Cs) bajó de la tribuna para ocupar su escaño y discutir con el presidente del Parlament. En vano.

Domènech: "Habrá más bloqueo"

El primer grupo en intervenir fue Catalunya En Comú, cuyo presidente, Xavier Domènech, se centró en los efectos del artículo 155 de la Constitución. “El autogobierno de Cataluña es anterior a la Constitución española y, por tanto, no puede ser intervenido. Ya basta de que los destinos del pueblo catalán los decida el Estado. Pero ya basta también de debates que no son de interés de país, sino de partido”, ha dicho. Ha advertido de que la propuesta de investidura de JxCAT y ERC puede llevar a “mayores bloqueos”, dada la situación de Jordi Sánchez, encarcelado preventivamente y que es la propuesta alternativa de los secesionistas a Carles Puigdemont.

“Nada es como ayer --ha añadido-- pues "no hubo estructuras de estado ni reconocimientos. La estrategia se ha agotado. No tenemos perspectiva de futuro”. De ahí que el dirigente de los comunes haya abogado por una “reconstrucción, por una nueva etapa”.

Iceta: "Más divididos y más pobres"

Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha hecho un llamamiento al “respeto a todas las fuerzas parlamentarias, por la ley y las instituciones”, para evitar la situación vivida en la anterior legislatura. Ha advertido sobre la parálisis del gobierno, que perjudica a los más vulerables. “La última reunión del Govern tuvo lugar el 24 de octubre, ya ha pasado demasiado tiempo. A día de hoy no sabemos cuántos presidentes tendremos o si habrá un govern de fireta en Bruselas”.

Iceta ha rechazado que sean candidatos a la presidencia de la Generalitat personas afectadas por procesos judiciales. “No tiene sentido reeditar una vía que ha fracasado o una propuesta de república que nos ha dejado un país más dividido y más pobre. Les pedimos que respeten el principio de realidad”, ha continuado el socialista.

Arrimadas: "Se les debería caer la cara de vergüenza"

Para la líder de la oposición, Inés Arrimadas, los independentistas insultan a los ciudadanos que les han votado al proclamar la república, mientras que en los juzgados dicen que todo era una mentira. "Se les debería caer la cara de vergüenza. Ustedes solo quieren alargar el proceso, no quieren que se acabe el 155, quieren lío, lío y lío. El procés se ha convertido en su modus vivendi".

Para la dirigente de Ciudadanos, "el procés es la antítesis de la realidad, donde los catalanes están preocupados por si van a cobrar las pensiones, las listas de espera en la sanidad y los barracones escolares. Llegará un día en que tengan que reconocer que todo era una ficción y que lo sabían".

Albiol: "Están inmersos en una guerra santa"

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha calificado de "surrealista" la situación que vive Cataluña. Y considera que este Pleno de es un "premio de consolación" para Puigdemont.  "Nos les importa asumir un papel anacrónico, están inmersos en una especie de guerra santa", ha dicho el dirigente popular. También ha criticado que se elija a un encarcelado como presidente de la Generalitat, lo que "solo sirve para mantener el enquistamiento y enfrentarse al Estado como único elemento de cohesión independentista". Ha pedido a los secesionistas "un ejercicio de madurez para volver a la normalidad política e institucional".

Ha advertido de las consecuencias sociales y económicas de las actitudes de los independentistas en el Mobile World Congress.