Menú Buscar
Gerardo Pisarello, 'número dos' de Ada Colau en Barcelona, en una comparecencia pública / EP

La bronca del Síndic de Greuges a Gerardo Pisarello por los 'manteros'

Rafael Ribó afeó al ‘número dos’ de Ada Colau su falta de voluntad política en el combate contra el ‘top manta’ en Barcelona

29.07.2018 00:00 h.
4 min

Fue la bronca del Síndic de Greuges a Gerardo Pisarello, número dos de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona. Rafael Ribó, equivalente autonómico al Defensor del Pueblo, afeó al primer teniente de alcalde de Barcelona en Comú (BComú) la falta de voluntad política para luchar contra el top manta.

Según han indicado fuentes conocedoras del rapapolvo, el Síndic le leyó la cartilla al también responsable económico de la ciudad el pasado 12 de julio. Fue durante una reunión de coordinación del abordaje de la venta ambulante en Cataluña. “Al finalizar el encuentro, Pisarello no se dio por enterado, y, como hizo con la vivienda, culpó a la Generalitat de Cataluña y al Gobierno, pero algunos de los presentes le recordaron que la bronca del Síndic también era para él”, han señalado.

“Inacción”

Ribó repartió estopa en una concurrida reunión en Barcelona. Lamentó a las todas las autoridades presentes que “no hubieran hecho nada” contra la venta ambulante. Subrayó que tres años atrás ya realizó un informe sobre el fenómeno, con diversas recomendaciones. El año pasado suspendió el mismo encuentro con las administraciones porque su propuesta de batería de medidas de choque había caído en saco roto: nadie había hecho nada.

“El Síndic estaba muy enfadado”, han agregado las fuentes consultadas. Tanto es así que en un momento del despacho, el número dos del defensor del pueblo autonómico, Francesc Vendrell, le habría recordado a Pisarello que “atajar la venta ambulante requiere de políticas sociales, sí, pero lo primero son las acciones policiales”.

Nueva reunión el lunes

La lección de Ribó a los presentes, Pisarello incluido, se produjo en una reunión a la que acudieron diversas administraciones. Estaban el propio primer teniente de alcalde de Barcelona; la directora general de Comercio, Muntsa Vilalta; Miquel Esquius, nuevo jefe de los Mossos d’Esquadra; Laura Méndez, jefe de Relaciones Institucionales de la Generalitat de Cataluña; Oriol Amorós, secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat; Montserrat García, subdelegada del Gobierno en Barcelona y Jordi Martí, diputado delegado de Presidencia de la Diputación de Barcelona.

Acudieron también Joan Colldecarrera, responsable del Port Vell; representantes de las asociaciones municipalistas AMC y FCM y de las poblaciones de Castelldefels y Sitges (Barcelona); Roses (Girona) y El Vendrell (Tarragona), algunos de los destinos costeros que más sufren la acción de los manteros.

“El repaso de Ribó fue tal magnitud que la nota de prensa tuvo que salir dos veces, en dos versiones”, han concluido fuentes conocedoras. Habrá más. El lunes, el Síndic se reunirá con las policías en un encuentro técnico sobre la misma cuestión.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información