Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'exconseller' de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch / EP

Bosch se desmarca del presunto acoso sexual en Acció Exterior: "Dimití por algo que yo no perpetré"

El 'exconseller' se defiende tras su paso al lado y afirma que no se considera "de ninguna manera culpable" de los hechos ocurridos

3 min

El exconseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat Alfred Bosch ha defendido su dimisión relacionada con los presuntos casos de acoso sexual que rodean esa consejería, asegurando que no responde a prácticas realizadas por él.

"Dimití por una cosa que yo no había hecho, dimití por unas acciones que yo no perpetré. No me considero de ninguna manera culpable", ha afirmado Bosch en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament, aunque sí ha asumido la responsabilidad de haber fichado a su jefe de gabinete, Carles Garcias, presunto autor de los hechos y que fue cesado de su cargo en enero.

No sabía nada del acoso sexual

Alfred Bosch, que dimitió el pasado marzo tras los casos de presunto acoso sexual que señalan a Garcias, se ha defendido de las acusaciones durante su intervención.

En su declaración, el exconseller ha reconocido que Garcias tenía inclinación y tendencia a tener "broncas" con los trabajadores, además de relaciones humanas difíciles que sometían a la plantilla de la conselleria a mucha presión. Sin embargo, ha asegurado que no tenía indicios de presuntos casos de acoso sexual, por lo que no se le puede acusar de encubrir hechos denunciables: "Reconozco fallos en la gestión, pero no reconozco culpa".

Asume que no se implicó demasiado

"Los hechos de los cuales yo tuve conocimiento, de manera muy clara y contrastada, eran las situaciones laborales, las relaciones de trabajo complicadas, y el trato duro de Garcias con la gente del gabinete y otras personas del departamento", ha admitido Bosch antes de asumir parte de la culpa.

"No estuve demasiado atento", ha aceptado el exconseller, que también ha asumido responsabilidad por haber fichado a Garcias y ha asegurado que hizo lo máximo, según él, que se puede hacer a nivel político: dimitir. Algo que le ha criticado la socialista Beatriz Silva, quien considera que Bosch "fue incapaz " de activar el protocolo contra el acoso y que intentó recolocar al presunto agresor como director general dentro de la conselleria.

Destacadas en Política