Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta del Parlament, Laura Borràs (i), y la secretaria de la Mesa, Aurora Madaula / EUROPA PRESS

Borràs y Madaula desprecian al Ejército en el Día de las Fuerzas Armadas

La presidenta del Parlament y la secretaria de la Mesa de la Cámara rechazan la invitación y cargan contra el discurso del Rey tras el 1-O

3 min

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, y la secretaria de la Mesa de la Cámara catalana, Aurora Madaula, desprecian al Ejército en el Día de las Fuerzas Armadas. Las dos representantes políticas, integrantes del núcleo duro de Junts per Catalunya, han rechazado la invitación para acudir al acto celebrado en Cataluña, han cargado contra el discurso del Rey tras el 1-O y se han referido a las tropas como "fuerzas de ocupación".

El inspector general del Ejército, Fernando Aznar Ladrón de Guevara, envió invitaciones a distintos miembros del Parlament para el acto de este sábado en el cuartel de El Bruc (Barcelona). En un primer momento, el 19 de mayo, Madaula se refirió al evento como "akelarre" y echó a las "fuerzas de ocupación". Ahora, en una carta, se reafirma en su posición.

El discurso del Rey

Madaula argumenta que, debido a las declaraciones del "jefe" de las Fuerzas Armadas, "Felipe VI de Borbón, a partir del día 3 de octubre del 2017, en las que se aplaudía la represión contra la ciudadanía de Cataluña, vulnerando con ello derechos fundamentales y posicionándose políticamente en lugar de permanecer al marge o arbitrar el conflicto, y hasta que se pidan disculpas o se depuren responsabilidades", declina esta y otras invitaciones futuras.

Añade la secretaria de la Mesa que, "mientras el Ejército español actúe como fuerza de ocupación en los Països Catalans y sus dirigentes amenacen a los ciudadanos independentistas, participen en manifestaciones de exaltación de la extrema derecha y del franquismo, y cuenten en sus filas con miembros de ideología neonazi", no asistirá a ningún acto y lo denunciará.

Borràs: "Estimuló la represión"

Por su parte, Borràs emplea una terminología similar en otra carta a Aznar, en la que afirma que el discurso del Rey el 3 de octubre "no fue el que reclamaban esos momentos históricos".

"No solo no cumplió con su función de arbitrar el conflicto, sino que lo aplaudió e, incluso, estimuló la represión contra los ciudadanos que libremente habían ejercido" el "derecho de decidir" su "futuro como hombres y mujeres libres", añade Borràs, en referencia a los hechos del 1-O de 2017 en Cataluña y a los días posteriores.